BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 21 de febrero de 2018
LEGISLATURA BONAERENSE
Legisladores del Frente Renovador contra el revalúo inmobiliario
Parlamentarios massistas se refirieron a la actualización de la escala en el impuesto inmobiliario urbano en la provincia, y advirtieron que se trata de “otro agujero en el bolsillo del trabajador”.
26 de enero de 2018
Legisladores nacionales y provinciales del Frente Renovador se manifestaron en contra del revalúo inmobiliario impulsado por el Gobierno de la provincia de Buenos Aires, considerando que se trata de “un ajuste más para los bonaerenses, después del aumento a la nafta, el transporte público, el tarifazo al gas, la luz y la inflación sostenida”. En ese sentido, expresaron: “Nosotros le pedimos a la gobernadora que pare este impuestazo, que frene este revalúo, y que discutamos una salida gradual y atada a la inflación. Los trabajadores, los jubilados y la clase media, ahora dudan que pagar y que no pagar, porque el bolsillo tiene un límite”.

Es que los legisladores liderados por Sergio Massa denuncian que la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA), por orden del Ejecutivo, realizó una actualización de la escala en el impuesto inmobiliario urbano que en promedio llega al 56%, al tiempo que vecinos advirtieron incrementos de hasta el 900% en las facturas.

Al respecto, el diputado provincial del Frente Renovador Pablo Garate recordó que a fines del año pasado, en el debate sobre la ley impositiva en la provincia, alertaron que cuando empiecen a llegar las facturas del Impuesto Inmobiliario Urbano con alzas muy abruptas, “iba a impactar fuertemente en el bolsillo de los trabajadores, de los jubilados y los productores. Por eso, cuando rechazamos el revalúo inmobiliario, anticipamos que era otro agujero en el bolsillo del trabajador”.

Y sostuvo que “como consecuencia de este impuesto, en la provincia va a haber jubilados, trabajadores y sectores de clase media tendrán más presión fiscal de la que tenía antes”. Por lo que le pidió a la gobernadora que “pare este impuestazo, que frene este revalúo, y que discutamos una salida gradual, y atada a la inflación. Los trabajadores, los jubilados y la clase media, ahora dudan que pagar y que no pagar, porque el bolsillo tiene un límite”.

En ese sentido, Valeria Arata, vicepresidenta del bloque del Frente Renovador en la provincia de Buenos Aires, agregó: “La suba de los impuestos inmobiliarios urbanos o rurales deberían ir atadas al porcentaje de las paritarias en la provincia. Si quieren ponerle un tope a las paritarias y los salarios de los trabajadores, pongan la misma cifra para que no afecte al que menos tiene. Si suben un 58% ciento el inmobiliario que suban de ese modo los salarios”.

En tanto, el diputado nacional Daniel Arroyo advirtió: “El revalúo inmobiliario, que generó subas de hasta el 900% en las facturas, es un nuevo golpe a un bolsillo que está cada vez más flaco y más complicado. El Estado parece dispuesto a buscar plata de cualquier manera, y siempre encuentra en los que menos tienen la forma de resolver el problema”.

Por último, y en la misma línea, la diputada nacional Carla Pitiot manifestó que si era necesario un revalúo “debió hacerse de manera gradual”, porque afecta directamente al bolsillo de los trabajadores. “Pareciera ser que la lógica es endeudarse y luego ver cómo recuperar el dinero, y la opción siempre recae en la clase trabajadora”, concluyó.