BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 20 de mayo de 2018
OPINIÓN
Genocidios. Holocausto
Por José Narosky. En el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto, el reconocido escritor evoca esa y otras tragedias para la humanidad.
27 de enero de 2018
“La bondad tiene límites. El mal puede ser infinito…”.

La Asamblea General de las Naciones Unidas decidió el 1 de noviembre de 2005 por Resolución 60/7 designar el 27 de enero Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto. Las crueldades masivas necesitan muchos cómplices y gran cantidad de indiferentes.

Parecería imposible, que alguien pudiese pretender la eliminación total de un pueblo, con sus mujeres niños y ancianos. Y que esto, que se denomina genocidio, tenga un disfraz de legalidad, lo hace más cruel.

Por eso, comparar a ciertos hombres con fieras sería ofender a las fieras.

El genocidio es el exterminio sistemático de un grupo social motivado por su raza, color, religión, etnia o nacionalidad.

Se trata simplemente de un asesinato de masas, que busca la total eliminación de un grupo humano.

Suele ser llevado a cabo por un gobierno a cargo del poder del Estado.

Es evidente que los crímenes aberrantes siempre alojan el agravante de la crueldad.

Se calcula, que a lo largo de la historia, los genocidios llevados a cabo en distintas regiones del planeta, han conseguido matar más de 60.000.000 de personas.

Uno de los más famosos y de mayores dimensiones fue la de un país centroafricano, Ruanda, en 1994.

Consistió en el intento de acabar con la población tutsi, meta siniestra llevada a cabo por los gobernantes, que eran de la tribu hutus.

Ya antes, también en el siglo XX, entre 1915 y 1917 el genocidio en Turquía mató a un millón y medio de personas de origen armenio.

Entre 1932 y 1933 el llamado genocidio ucraniano, mediante una hambruna provocada por el gobierno ruso del que dependía Ucrania provocó la muerte de un millón y medio de personas. Hoy Ucrania es un estado independiente.

Durante la Segunda Guerra Mundial recordemos el muy conocido Holocausto contra los judíos acaecido entre 1942 y 1945, orquestado por el gobierno nazi con seis millones de víctimas incluidos gitanos discapacitados y adversarios políticos.

Otro horror, ocurrió en la ciudad bosnia de Srebrenica. Se mataron miles de bosnios musulmanes, hecho protagonizado por el ejército bosnio de Serbia.

El genocidio es un tipo de delito que por su gravedad se ha resuelto que no prescriba jamás. Es decir, que los asesinos, si no se los encarcela en ese momento, pueden ser condenado cualquiera sea el tiempo transcurrido.

Esta concepción de delito de lesa humanidad, hoy impera en casi todos los países del planeta, incluso en el nuestro y se han agregado las torturas y las violaciones.

La conclusión en forma de aforismo sería: Para algunos delitos, no existe condena suficiente.