BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 21 de febrero de 2018
LEGISLATURA PORTEÑA
“Buscamos crear una ciudad amigable con las personas”
El presidente del bloque Vamos Juntos, Agustín Forchieri, adelantó las prioridades del oficialismo para este año y aseguró que la Ciudad seguirá avanzando en materia de planeamiento urbano.
30 de enero de 2018
Por Daiana Zunino

Hace tan solo unos meses el oficialismo porteño buscaba decidir si la jefatura del bloque Vamos Juntos -conformado por el Pro, CC/ARI y CP- debía asumirla el experimentado legislador Daniel Presti o la joven promesa Agustín Forchieri. Finalmente este último le ganó la pulseada al expresidente de la Comisión de Justicia por su “conocimiento del ámbito legislativo y capacidad de generar consensos”.

Forchieri es un hombre de confianza del vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, y supo desempeñarse durante 2017 como presidente de la Comisión de Planeamiento Urbano, logrando alcanzar los mayores consensos dentro de la Legislatura para poder avanzar con iniciativas tales como el Paseo del Bajo, Distrito Joven y la reurbanización de distintos barrios precarizados.

De cara a un nuevo año legislativo, el diputado dialogó con Parlamentario y adelantó las principales iniciativas que se debatirán en la Casa. Además insistió en la necesidad de actualizar el Código de Planeamiento Urbano y pidió avanzar con la reforma educativa.

- Fue nombrado jefe de bloque, ¿cómo está viviendo esta experiencia y cómo logra consensuar con los 33 diputados de Vamos Juntos?

- Creo que es una gran experiencia y una gran responsabilidad presidir un bloque, el rol que estoy teniendo es el que predomina en nosotros: el diálogo, el consenso y trabajar de la misma manera que lo veníamos haciendo cuando éramos un interbloque. Vamos a trabajar las leyes de la misma manera; a nosotros no nos cambia las formas ser un único bloque, si bien estamos integrados y tenemos una misma idea de ciudad, seguimos discutiendo las leyes internamente y también para afuera. Es una gran responsabilidad trabajar en un bloque amplio y con visiones distintas en algunos temas, pero siempre buscamos generar consensos. Estamos trabajando más las leyes, las debatimos y dialogamos internamente, creo que eso es lo más importante.

- Durante este 2017 se destacó por haber generado múltiples consensos con las distintas fuerzas. ¿Cómo cree que será el trabajo con la oposición en este nuevo rol que asumió?

- Con mis vicepresidentes de bloque, Maximiliano Ferraro (CC ARI) y Diego García Vilas (CP), creemos que -más allá de que la mayoría de las leyes requiere de 31 votos- el mismo diálogo interno que tenemos, nos lo debemos para afuera. Tenemos que poder construir las mayorías necesarias, cuantos más diputados estén de acuerdo con una ley, mucho mejor es. Por ejemplo, la Villa Olímpica salió con más de 40 votos, que era lo necesario, y con distintas visiones de los diversos bloques. Es a esto a lo que aspiramos nosotros, en el caso que mencioné recién ingresó un proyecto, pero salió otro, sin embargo conservó la idea de construir ciudad donde antes no la había. Después podemos mejorarlo y adecuarlo, pero nunca sacarle la visión de fondo. Acá es el lugar donde se tiene que dar el debate y el dialogo, todos queremos sacar las mejores leyes para nuestros vecinos, queremos mejores normas más allá de cuantos votos sean necesarios. Cada ley tiene que ser tratada de la misma manera, por eso tenemos la obligación de construir los mejores consensos.

- La exvicepresidenta primera de la Legislatura, Carmen Polledo, aseguró en reiteradas oportunidades que con el exjefe de bloque Pro Francisco Quintana habían conformado un buen equipo de trabajo. ¿Cree que la dupla que protagonizará con Quintana tendrá el mismo éxito?

- Ojalá que sí, creo que es una continuidad de gestión, pero no sólo en el marco de lo que venía trabajando Polledo con Quintana, en lograr mejores consensos, en austeridad y en transparencia. Esa impronta que instalaron ellos es una continuidad del trabajo en equipo, y en ese mismo camino es que tenemos que seguir. Nosotros desde el bloque tenemos que consolidarnos como un grupo heterogéneo que contiene a diversos espacios políticos. Nuestro mayor desafío es poder continuar con todo el trabajo que se venía haciendo y darle una mejor forma a lo que se viene en este 2018.



- ¿Cuáles serán las prioridades de Vamos Juntos para este año? ¿Qué leyes considera que serán fundamentales?

- La prioridad es poder terminar de sancionar todas las segundas lecturas que han quedado pendientes del año pasado, que son proyectos que tienen una visión de ciudad inclusiva, integrada y equilibrada. Cada ley que hemos trabajado va en ese camino: el hecho de poder construir una vía, de integrar las villas para que puedan convertirse en barrios y que los vecinos tengan los mismos derechos y responsabilidades, eliminar todas las barreras y hacer viaductos. También vamos a seguir avanzando con el traslado de la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) al complejo edilicio del barrio de La Boca denominado Barraca Peña; queremos seguir construyendo ciudad en el sur. Estas son las prioridades que tenemos nosotros como poder legislativo.

Desde el Poder Ejecutivo la prioridad está puesta en poder terminar las grandes obras que ya se han comenzado como la Villa Olímpica, la puesta en valor del Autódromo Gálvez, el Paseo del Bajo y la integración socio-urbana de los barrios.

Otra de las segundas lecturas que nos quedó pendiente para este año es la del Distrito Joven, que viene a acomodar la actividad en la costanera y crear un distrito diurno donde los jóvenes puedan tener cambios de hábitos culturales, artísticos y musicales.

Como objetivos de grandes leyes, y fue algo que estuve trabajando como presidente de la Comisión de Planeamiento Urbano, es la reforma del Código Urbanístico y de Edificación. Esta ley viene a ordenar nuestra ciudad, porque hoy tenemos construcciones de forma desordenada. Actualmente tenemos un Código que rige desde 1977 y nosotros necesitamos uno más moderno y adaptado, antes se pensaba en la construcción de autopistas y ahora pensamos en una ciudad amigable con las personas.

- Hace algunos meses se había planteado la posibilidad de construir súper manzanas.

- Sí, esa fue una idea que trajo Ferraro de Barcelona. Hay que pensarlo, porque cada ciudad tiene su forma de ser y sus hábitos; no es lo mismo Barcelona que Buenos Aires, París que Londres... Todas las ciudades tienen su idiosincrasia, la Ciudad de Buenos Aires está generando una gran revolución del transporte: mientras otras ciudades del mundo construyen mucho subte, acá se priorizó el Metrobus, aunque nunca se dejó de construir subtes. También se está queriendo hacer una gran revolución en materia ferroviaria, se está buscando cambiar los trenes e impulsar la Red de Expresos Regionales (RER) para poder conectar todos los trenes, levantar las barreras y duplicar la cantidad de bicisendas durante el transcurso de este año. Creo que esta es una visión integrada en materia de transporte. El transporte tiene que ver mucho con el planeamiento urbano, porque nosotros tenemos una ciudad de tres millones de personas y que todos los días recibimos la misma cantidad de personas que vienen a trabajar. Nos gustaría que una persona que viva en el sur pueda trabajar ahí y no tener que trasladarse hasta el microcentro. En este aspecto el Ejecutivo está dando un claro ejemplo: el 80% de las oficinas y cada vez más trabajan en la zona sur: Parque Patricios, Lezama, La Boca, etc. En el 2019 se va a mudar el Ministerio de Desarrollo Social a la Ciudad Oculta, el Ministerio de Educación a la Villa 31; entonces lo que se está queriendo hacer es descongestionar el centro, mejorar el transporte público, que las personas puedan ganar más tiempo en su vida y abrir el Gobierno.

- Uno de los temas pendientes de las últimas sesiones del año pasado fue la concesión de los predios del bajo autopista de la Autopista 25 de Mayo. ¿Por qué no se avanzó con esa iniciativa?

- Es una ley que marca un futuro para mejorar urbanísticamente algunas zonas, se trata de darle mayor vida a esos espacios, pero merecía un debate más amplio. Hay algunos bajo autopistas en donde funcionan clubes, centros culturales y de jubilados que le dan identidad a algunos barrios; pero también hay otros lugares a los que les da inseguridad, porque son zonas oscuras que pueden ser aprovechadas de mejor manera. La realidad es que esa norma se debe un debate más amplio y contemplar a todos los actores, pero sin perder de vista el objetivo de integrar esas zonas.

- Teniendo en cuenta los incidentes durante las últimas marchas de diciembre, ¿se tomarán medidas para disminuir la escalada de la violencia social?

- No, creo que como sociedad nos tenemos que plantear que las manifestaciones están bien, que todos podemos estar en desacuerdo, pero siendo conscientes de que nuestro país tiene que ir en búsqueda de la paz, el diálogo y el consenso. No tenemos que olvidarnos de los debates, tienen que existir y como estamos en democracia todos podemos tener una visión distinta, pero tenemos que respetar a las instituciones. Lo que sucedió en la zona del Congreso fue algo totalmente orquestado y que ataca el derecho de las instituciones, hubo muchísima gente que se fue a manifestar en paz y por culpa de unos pocos se vieron opacados. En definitiva y más allá de la norma, tenemos que tomar conciencia y pensar en nosotros, manifestarnos en paz y haciendo que prevalezca el diálogo.