BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 19 de febrero de 2018
LEGISLATURA PORTEÑA
Las definiciones políticas de Pérez Volpin
La incursión en el campo político de la periodista se inició el año pasado. Cuáles fueron sus posturas desde entonces.
7 de febrero de 2018
Sorprendió a todos el año pasado cuando la periodista Débora Pérez Volpin anunció que dejaba de lado su profesión para incursionar en la política. Y lo hizo de la mano de Martín Lousteau, encabezando la lista para legisladores porteños de Evolución.

A poco de anunciarse su participación en las elecciones legislativas del año pasado, Pérez Volpin se refirió a la administración porteña señalando que “el Gobierno de Larreta -que en realidad es una gestión más del mismo partido que lleva 10 años en la Ciudad- hace cosas, pero tiene un presupuesto millonario y me pregunto si las prioridades están bien distribuidas”, y agregó que “a mí me gusta ir, recorrer, buscar, preguntar, comparar, ver cuánto dinero se dispone y qué falla, por qué hay deficiencias”.

Sobre los temas que buscaría tratar en la Legislatura porteña tras las elecciones, destacó “la educación, la salud, los temas relacionados a las mujeres; que la violencia de género no sea sólo un lamento, sino que nos encarguemos de que haya presupuesto, que no nos ocupemos del último eslabón, que son los femicidios, sino que hagamos prevención”.

Asimismo, recordó que llegó al espacio de Lousteau “por las coincidencias que tenemos” y destacó que “una vez lo escuché a Lousteau decir que era un socialdemócrata y yo coincido; me parece que es una corriente que se adaptó a la actualidad sin perder su esencia: el humanismo, el progresismo, los valores. Martín está bien parado y siempre mira tres pasos adelante”.

Además, la periodista agradeció haber “salido de la zona de confort” para aportar “profesionalismo y calidad humana” al frente.

Poco después definió como “una oposición constructiva” a la desarrollada por evolución Ciudadana, señalando que “me parece que el presidente Mauricio Macri llegó a la presidencia con esta misma conjunción de fuerzas; y en este caso nos estamos presentando a elecciones sin la posibilidad de ir a las PASO, de manera que el tema de Cambiemos queda absolutamente desdibujado, queremos construir una identidad colectiva y la honestidad con la que he llevado adelante mi carrera, la voy a trasladar a otro espacio”.

A su vez, explicó que “mi punto de contacto con la política pasó hace más de 25 años, después desarrollé mi carrera de periodista” y aseguró que se incorporó “a este espacio desde un lugar de independiente”. Finalmente, sentenció sobre su profesión que “no podría dar un paso atrás y arrepentirme de esto, de hecho no volvería a trabajar en Canal 13, sería antiético” dado que “yo periodista voy a ser siempre, sólo que desde otro lugar, pero es para lo que me formé y mi manera de aportar a este nuevo espacio”.

Débora Pérez Volpin se mostró a favor de la despenalización del aborto y exigió que se debatiera en el Congreso al respecto de esta situación. “No quiero más chicas que se mueran por practicarse un aborto clandestino, por eso hay que despenalizar el aborto”, sostuvo, e insistió en que se debe dar una discusión ´multidisciplinaria´ y remarcó que todas las voces deben ser escuchadas dado que se trata “de un tema sensible”.

Asimismo, explicó que “el aborto legal es un tema de salud pública” y precisó que “en los países desarrollados que tiene aborto legal y cumplen con todos los eslabones de la cadena, han logrado bajar la tasa de aborto al mínimo indispensable”. Además, señaló que “el hecho de que el aborto sea ilegal no quiere decir que no se practique, hay una cuestión de hipocresía detrás”.

A principios de este año, Débora presentó junto a su compañera de bancada María Patricia Vischi un proyecto alertando sobre las demoras en la entrega gratuita de medicamentos para pacientes con HIV y tuberculosis. Al respecto, Pérez Volpin afirmó que “el propio Ministerio de Salud de la Nación admite que durante el mes de febrero no se entregarán dos medicamentos clave para los portadores de HIV” y aseguró que “la ‘improvisación’ afectará a un universo superior a las 60 mil personas que dependen del sistema público de salud”.

“En algunas provincias ya no tienen stock, como se demoraron las licitaciones se realizarán compras directas”, precisó y consideró que “lo más grave es vulnerar el derecho y la urgencia de los pacientes con HIV de acceder en forma continua e ininterrumpida a los antivirales”. Además advirtió que “la falta de medicación tienen dos razones claras: problemas de gestión ante el cambio de autoridades y presión de la industria”.