BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 20 de mayo de 2018
NOTICIAS
Moyano calificó de “disparate total” que él quiera voltear al Gobierno
Ratificó sus críticas contra el Gobierno, fustigó a Elisa Carrió y Graciela Ocaña y ratificó su disposición a “tomar un café” con la expresidenta y actual senadora Cristina Kirchner.
7 de febrero de 2018
El secretario general del gremio Camioneros, Hugo Moyano, marcó un nuevo capítulo en su pelea contra el Gobierno nacional este miércoles por la noche en la pantalla de TN, donde calificó de “disparate total de los tantos a los que diariamente estamos acostumbrados” pensar que él pueda voltear al Gobierno.

Lo dijo a partir de la pregunta respecto de su frase del domingo en la que sostuvo que al Gobierno “le queda poco tiempo”. Por el contrario, sostuvo que “siempre hemos peleado por la democracia”, y recordó que “muchos estaban abajo de la cama con los militares y yo estaba peleando. ¿Qué vienen a hablar de democracia? Creen que es decir lo que ellos quieren sin poder decirles nada”.

Entrevistado en el programa A dos voces, Moyano sostuvo que “esta política económica no funciona más, tienen que cambiarla, porque si no, ¿dónde vamos a parar?”. Y advirtió que “si hay alguien que quiere que se vayan, aparentemente son ellos mismos, porque por la forma en la que están funcionando, se quieren ir ellos”.

En otro pasaje, embistió duramente contra Elisa Carrió, cuyos diputados ratificaron este miércoles su compromiso para “combatir a las mafias que amenazan la democracia”. Moyano le dijo que “deje de hablar, porque si no dice estas tonterías y amenazas no existiría. Que trate de justificar el sueldo que le pagamos todo, porque si se toma tres meses de licencia, después falta a diez sesiones en el Congreso, por lo menos que haga eso”.

“Hace 25 años que le pagamos el sueldo, ¿qué ha hecho para el país?”, se preguntó, y la comparó con la obra que ha hecho él por ejemplo en su gremio.

También la emprendió contra Graciela Ocaña. “No le gusta la cara de Moyano, no es rubio de ojos celeste”, se quejó.

Luego volvió contra Mauricio Macri, de quien dijo dudar que lo persiga, pero afirmó que con las políticas que implementa “todo hombre o mujer que pelee va a ser afectado”.

“Me pidieron desde el principio que apoye y diga que estaba de acuerdo con la reforma laboral, que la CGT había aceptado. Yo nunca lo dije”, aseguró. Afirmó que el pedido fue formulado a través del ministro de Trabajo, y que él no hizo caso “porque nunca voy a hacer algo en contra del trabajador. Antes que eso prefiero que me lleven en cana o me maten”.

Admitió la posibilidad de sentarse a tomar un café con la expresidenta Cristina Kirchner. “Si ella paga el café, voy”, aceptó, y recordó que “he estado peleado con muchísima gente y un café hemos tomado. Una cosa es la pelea política y otra la personal, que no he tenido”.

“Estuve en contra de muchas medidas, hemos hecho paros contra Cristina. Pero si la situación del país merece que nos pongamos de acuerdo, inclusive para ver cómo podemos evitar dentro del marco de la democracia, evitar que se lleven adelante políticas para que se sigan perjudicando a los trabajadores. Del que vea que hace mal, voy a ser hipercrítico. No soy alcahuete, no me gusta ni me interesa”, afirmó Moyano.

Por otra parte señaló que “este gobierno hizo leyes perjudicando enormemente a los trabajadores”.