BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 20 de octubre de 2018
NOTICIAS
“Juntos podemos crear riquezas para ambas naciones”
Así lo sostuvo Eugenio Sangregorio, candidato a parlamentario italiano para las elecciones que se desarrollan entre este 14 de febrero hasta el 1 de marzo. El postulante de USEI sugiere entre otras cosas que los títulos universitarios argentinos tengan validez en Italia para los ciudadanos de ese país residentes aquí.
13 de febrero de 2018
Desde el 14 de febrero hasta el 1 de marzo a las 16, más de 800 mil ciudadanos italianos residentes en la Argentina podrán votar, en las elecciones italianas del 4 de marzo. Recibirán un sobre grande en sus domicilio, enviado por los consulados italianos, a través del Correo Argentino más cercano a su localidad.

El sobre contiene las boletas electorales (dos) y las listas de candidatos a las dos bancas de senadores y las cuatro de diputados. En total compiten nueve partidos por la Cámara de Diputados y siete para la de Senadores. Nuestra circunscripción es América Meridional, o sea Sudamérica, y Argentina cuenta con más del 50% de los votos de todo la región. De ahí que lo que se elija en Argentina, definirá la elección.

A diferencia de otros sistemas de votación, acá el voto es por preferencia, el elector elige a qué partido vota, para esto debe marcar con una birome, sobre el símbolo del partido una cruz. Y luego elige al candidato de su preferencia escribiendo su nombre. Esto en cada boleta, la marrón para diputados y la verde para senadores. El elector podrá elegir dos diputados como máximo, y también 2 senadores como máximo.

Candidato a diputado por la USEI (Unión Sudamericana de Emigrados Italianos), Eugenio Sangregorio sostuvo que “nuestra acción política se basará en tres cuestiones. La primera será la cuestión ‘consular’; la segunda cuestión será la validación de títulos universitarios, y la tercera el impulso a la creación de empresas ítalo-argentinas, en el marco de una alianza de cooperación económica estratégica con Italia (creación de un polo productivo de alto valor agregado en agro alimento) en tierra argentina con know-how italiano”.

“La USEI lucha por una red consular más ágil”, agregó Sangregorio, afirmando que “esto debe cambiarse de manera urgente. Sin dudas se debe tener más dinero para las redes consulares; este está pero no llega a los consulados, pelearemos para que los recursos lleguen. Los consulados deben estar a disposición de los italianos en el exterior, y no la gente al servicio de los consulados de la peor manera”.

El candidato sostuvo que “la incorporación de más empleados no es una gran erogación si se acepta como integrante de los mismos a nuestros hijos y nietos, que muy bien pueden llevar a cabo las tareas; solo deben incorporarse italianos que provengan del MAE, u otras autoridades que deben ser italianas, por las leyes imperantes. Los consulados ya tiene por ley mayores presupuestos, pero increíblemente la política y la burocracia italiana, todavía no hizo posible, que los consulados reciban ese dinero”.

Agregó que “el otro tema es el de los títulos universitarios: un ciudadano italiano en el exterior, por ejemplo un médico, un ingeniero, un arquitecto, debería ser reconocido en Italia. No se debe discriminar si el título se obtuvo en Argentina, o en Italia, son italianos. Las equivalencias no deberían existir, se debería poder ejercer la profesión en ambos países de manera libre, Hay profesiones donde esto es mucho más fácil llevarlo a la práctica, médico, Ingeniero, arquitecto etc. Nuestras universidades están a la altura de las universidades italianas, y sin dudas lucharemos para darle esta posibilidad a nuestros hijos”, explica Sangregorio.

Finalmente el empresario ítalo-argentino sostuvo que “una verdadera integración económica productiva en el sector de agro alimentos, para ser una potencia exportadora mundial. Argentina tiene una capacidad de producción de alimentos para 500 millones de habitantes y somos escasamente unos 44 millones. Lo que se busca es transformar esta enorme posibilidad en realidad, pero además en generar productos de alto valor agregado, y no vendiendo commodities. Para lograr esto debe haber en este sector una alianza estratégica entre Italia y la Argentina, y generar un polo productivo alimentario de alto valor agregado, ítalo-argentino, para exportar al mundo y alimentar a 500 millones de personas. Italia es el país líder en el mundo en esta cuestión y nuestros recursos naturales son muy grandes, la sinergia entre ambas cuestiones, puede hacer realidad, que ambos seamos una potencia mundial para la elaboración de productos alimentarios, con una característica, serán productos ‘made in Argentina”, como en Italia”.

El candidato parlamentario italiano detalló que “esto daría lugar a empresas pymes poderosas ítalo-argentinas, que serían identificadas en el mundo por su gran capacidad de exportación de estos productos. Se lograría crear muchas pymes, el sustento del milagro italiano de los 60 y 70, y la reserva todavía de Italia para ser la 7 potencia mundial. Para Argentina una posibilidad única de tener un sector pymes exportador, poderoso que genere empleo, divisas y se inserte en el mundo para competir con los mejores. Tenemos esperanzas crecientes, que los políticos y empresarios italianos, comprendan que los italianos en el exterior somos una gran reserva, juntos podemos crear riquezas para ambas naciones, tenemos las mismas raíces, la misma sangre italiana. Nuestro partido, quiere ayudar con estas iniciativas, que en definitiva ayudarían a la gente toda”.