BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 18 de septiembre de 2018
COYUNTURA
Ajustando los cinturones
Es la premisa del Gobierno nacional para buscar mayor ahorro fiscal y más herramientas que combata la inflación.
21 de febrero de 2018
Tras la reunión del Gabinete nacional que encabezó el presidente Mauricio Macri en lo que se denominó “retiro espiritual”, uno de los aspectos centrales en el encuentro fue el ahorro de partidas presupuestarias que deberán encarar las distintas reparticiones.

Según comentaron fuentes de Casa de Gobierno y del gabinete económico el punto central que se empezará a encarar a partir del primero de marzo, cuando comienza el año legislativo ordinario, es ejecutar una gestión más austera posible en cuanto al nivel de gastos en los distintos sectores de la administración pública.

“Así como tuvimos sobrecumplimiento en el balance de las cuentas públicas del año pasado, queremos lograr una tendencia similar en 2018”, resaltó un funcionario del gabinete económico, tras la reunión realizada en Mar del Plata.

El balance de las cuentas públicas del año pasado arrojó un déficit primario del 4,0 por ciento, cuando la pauta se había establecido en el 4,2 por ciento del PBI.

De allí es que la orden que se impartió en el encuentro era generar el mayor ahorro posible.

Las voces importantes en cuanto a la bajada de línea en materia económica han sido Gustavo Lopetegui, número dos de la Jefatura de Gabinete y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Allí se hizo un repaso del ahorro que se empezó a gestionar desde los últimos meses del año pasado en cuanto a los gastos de viáticos, de ahorro en servicios y compra de bienes.

“Esto es lo que se quiere profundizar para este año. No vamos a tocar ni la obra pública ni la asistencia social. Al contrario, le daremos más preponderancia a esas áreas”, puntualizó un funcionario del gabinete económico.

Desde algunos sectores gremiales como ATE están advirtiendo que el Gobierno expulsó unos 3.000 contratados desde fin de año hasta ahora, pero sin embargo, en Hacienda niegan esos despidos y aclaran que solamente que no se renovaron algunos casos puntuales en las distintas reparticiones.

“De ninguna manera es esa cifra, ni siquiera la mitad de lo que dicen algunos dirigentes gremiales”, agregó el funcionario de Hacienda.