BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 23 de junio de 2018
ENTREVISTAS
“La corrupción es el cáncer de la democracia”
La Auditoría General de la Nación es hoy presidida por Oscar Lamberto, quien fuera miembro informante como diputado nacional cuando hace 25 años el Congreso aprobó la creación de este organismo. En una entrevista con Parlamentario, señaló la importante función que cumple la AGN como control de los actos del Estado. A su vez, enfatizó que el peronismo está en un estado de dispersión.
22 de febrero de 2018
Por Agustín Alvarez Parisi

- Hoy le toca presidir la AGN organismo que fue creado por ley hace 25 años y que usted por aquel entonces fue una de los principales protagonistas como diputado nacional en el Congreso.

- Fui miembro informante de la ley; en realidad era toda una aventura, porque empezamos con algo nuevo y muy arraigado, fue un debate durísimo. Han pasado 25 años y creo que fue una buena decisión… Lo bueno de estas cosas es que uno puede ver con el tiempo si las cosas se hicieron bien o se hicieron mal. Creo que fue una muy buena decisión del Poder Ejecutivo y el Parlamento de aquel entonces de generar la Auditoria reemplazando al Tribunal de Cuentas. Después los constituyentes le dieron rango constitucional, con lo cual le dio un respaldo muy fuerte y creo que hoy la Auditoria puede hacer muchísimas más cosas de lo que jamás hizo el Tribunal de Cuentas en toda su historia. Creo que esta dinámica de poder estar siempre adecuando o dirimiendo lo que necesita la sociedad, sacar el concepto del control casi tribunalicio a hacer un control transparente con la información al Congreso, darle herramientas a la gente para que el control sea una herramienta del pueblo.

- ¿Sirve el control?
- El control sirve si el ciudadano lo toma en sus manos, y para que pueda tomarlo lo tiene que saber, y para saber está la Auditoria, que es la que tiene que informar, y además tiene que informar en forma simple y clara para que la información sea de acceso masivo, no para pocos. En esto nos ayudan las nuevas tecnologías, estamos haciendo auditorías en videos con drones para tomar evidencias en un montón de lugares que antes eran comentarios en papel.

Imagínese describir una locomotora en mal estado o un tren roto, por más expediente que usted escribiera, una filmación pone la evidencia a la vista. Estos son los hechos que han permitido hacer a la AGN, que no lo hubiese podido hacer con el Tribunal de Cuentas.


- ¿Cuál es el balance de 2017?

- Este es un cuerpo colegiado, hay siete auditores de distintas pertenencias, de distintas profesiones y diría que el 98 por ciento de los informes de esta AGN se aprueban por unanimidad, esto significa que hay mucho diálogo, mucho nivel de consenso mucho trabajo en común para llegar a acuerdos que permitan que esta casa funcione. Estaba viendo los primeros borradores de las metas que nos proponemos a principio de año y las que cumplimos.

- ¿Cuál fue el resultado?
- Diría que ha sido un año casi perfecto, creo que de la meta de los informes hemos cumplido un 98 por ciento y de la meta de las capacitaciones, un 150 por ciento, porque capacitamos un 50 por ciento más; y de la cobertura del sector público pasamos del 30 al 50 por ciento. Además de todo esto, esta casa parece una gran fábrica, porque está todo el día en movimiento.

Me encanta ir por las oficinas y las aulas que tenemos y ver gente trabajando, haciendo auditorías participativas donde vienen ONGs o representantes de la sociedad civil a colaborar y participar. Tenemos programas de capacitación sobre nuevas normas de auditoria que se están implementando. Empezamos a partir del primero de enero de un sistema que se llama SICA (Sistema Integrado de Control de Auditorías), que va a permitir cargar todos los datos en un sistema, seguir las auditorías por el sistema y hasta llegar al propio informe por este sistema, con la claridad de que cada persona que interviene en la auditoría queda registrado su nombre, su aporte y su tiempo; es decir, sabemos en toda la cadena que aporta cada uno y que responsabilidad tiene en el informe final. Este es un tema realmente revolucionario. Esto va reemplazando al papel que en algún momento va a desaparecer y para ello hay que prepararse. Es decir, no solamente nosotros debemos prepararnos, sino a quien vamos a auditar y que cuando vayamos a auditar, aprieten ese link y salga el expediente solicitado. Para todo esto se van a necesitar expertos para que lo sepan entender, lo sepan leer.



- ¿Cuántas personas trabajan en la Auditoría?
- En estos momentos cerca de 1.400 personas

- ¿Cuántas han sido capacitados?
- En este último año cerca de 1.200, realmente ha sido una epopeya.

- ¿Cómo considera usted que la gente percibe el trabajo de la AGN?
- Esta casa tiene realmente un altísimo prestigio, la gente realmente nos cree y esto se ha ganado trabajando seriamente y hoy todo se hace públicamente a través de nuestra página. Todos los informes los brindamos en nuestra página y están hechos en fichas, en forma ejecutiva y también en videos a los que cualquiera puede acceder. Los otros días recibo un tuit desde Oslo, donde nos comentaban uno de nuestros videos, es decir: esto viaja por el espacio y simultáneamente tengo una señora que vive enfrente de la Auditoría, que me llama cuando el reloj está atrasado. (Ver recuadro El edificio y su reloj)


- ¿Hay transparencia en la tarea de la Auditoria?
- Y no puede ser de otra forma, si nosotros pretendemos tener un Estado transparente que funcione, lo primero es el ejemplo.

- En estos tiempos se habla mucho de corrupción. ¿Qué significa la corrupción para un país?
- Yo dije en algún momento que la corrupción es el cáncer de la democracia, y estoy convencido, porque la corrupción no es gratis. La corrupción cuesta mucha plata y los que pagan la corrupción son los más pobres. ¿Y cómo la pagan? Por ejemplo, el sistema de transporte que no funciona, un hospital al que tiene que ir a la 5 de la mañana para que lo atiendan mal y además que no tenga medicamentos; seguridad siempre ineficiente; rutas intransitables; trenes que no funcionan bien; todo esto tiene un costo, que es por la corrupción. Por citar un ejemplo: una ruta en cuya construcción, lo que vale un peso, se hace a 1,40… ¿Quién paga esa diferencia ¿ y sale de los impuestos que paga la gente, pero que dejan de ir a donde tienen que ir, en definitiva la corrupción la paga la gente y la disfrutan muy pocos. Como sistema es perverso, injusto y la forma más eficiente de ponerle fin a la corrupción es prender las luces sobre cada acto del Estado.

Insisto que nosotros no somos la policía del Gobierno, nosotros queremos que haya un mejor Estado, para ello tienen que haber normas de control y transparencia que funcionen. El sistema más perfecto de control son los semáforos; usted se da cuenta que no hay semáforos cuando no funcionan. Sin embargo millones de personas se manejan con los semáforos, entonces el control público tienen que ser eso, los semáforos de la sociedad.

- ¿Cómo están trabajando con los drones?
- Estamos filmando el río Matanza y el Riachuelo por pedido de la Justicia, del juez Torres . Nosotros por una demanda constitucional a través de la Corte tenemos que auditar el río Matanza y el Riachuelo. Hasta ahora nunca había habido una línea de base, a partir de ahora vamos a saber cada año como mejoró o no, pero si usted no tiene algo contra qué medir y esto lo permite hacer con los drones.

- ¿Cuáles son las metas que se han fijado para el 2018?
- Además de cumplir el programa de trabajo, de poner en marcha el SICA, tenemos un desafío muy particular, hemos sido declarado sede de la OLACEF que es la Organización Latinoamericana y el Caribe de Entidades de Fiscalización Superior, que serían todas las Auditorias de América y el Caribe. En principio la sede iba ser Puerto Rico pero a raíz del huracán tuvieron que desistir y por esta emergencia nosotros nos tuvimos que hacer cargo de la organización. Será en octubre y vamos a tener la presencia de todos los países de América latina y probablemente vengan algunos representantes de Tribunales de Cuentas de Europa y posiblemente el presidente de la INTOSAI (Organización Internacional de las Entidades Fiscalizadoras Superiores). Para nuestra casa será un hecho trascendente y también para el país.

- ¿Tienen proyectado algo más?
- En principio cumplir con el programa de trabajo, lo del evento internacional es “además”. Ya enviamos al Congreso el plan de trabajo para el año 2018, incluso vamos a tener una novedad que una ley del Congreso de la Nación nos estableció que tenemos que auditar los programas de participación público-privada, lo que va significar adecuar la casa para su mejor funcionamiento y poder hacerlo, es decir vamos a tener mucho trabajo. Pero cuando uno tiene trabajo y mucho para hacer se tiene que sentir contento.

- ¿Cuál sería la función principal de la AGN?
- Realmente creo que el aporte más importante que podemos hacer es trabajar y hacer cosas útiles para el país. Un día me preguntó una señora en la puerta de la Auditoría qué hacemos acá adentro. Busqué algo simple para contestarle: le cuidamos la plata a la gente. Entonces cada vez que pasa por acá ella dice: ahí me cuidan la plata. Creo que ese es el rol de la AGN.

A mí me va a ver muy poco en los canales de televisión, salvo por alguna emergencia. Creo que la tarea de la Auditoria es el trabajo silencioso y efectivo, que seamos como los semáforos.