BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 19 de agosto de 2018
COYUNTURA
Moderado crecimiento
Por la evolución de los sectores productivos se observa dentro del gabinete económico un clima de optimismo. La producción de las Pymes industriales en enero creció 3,4%.
27 de febrero de 2018
El optimismo continúa siendo el clima que se observa entre diversos funcionarios del gabinete económico, a pesar de la caída en la imagen presidencial.
Según aseguran algunos de esos funcionarios, el optimismo se concentra en datos y hechos que consideran concretos a la hora de observar la evolución de la actividad económica.
En ese sentido, mencionan el crecimiento superior al 14 por ciento en la evolución de la venta de insumos para la construcción durante enero, como así también la mejora en el consumo de diversos rubros, especialmente alimentos, bebidas, esparcimiento y turismo.

“Si se observa el nivel de consumo de enero de 2017 y lo comparamos con el de este año, con la evolución turística de este año, el mes pasado, en febrero e incluso en Carnaval, las cifra hablan claramente de una mejora sustancial”, comentó un importante funcionario que acompaña al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en su gestión.

A estos números los funcionarios agregan las últimas cifras difundidas por CAME en cuanto a la producción industrial de las pymes en enero.

El último informe de la entidad empresaria que representa a ese sector da cuenta que la producción de las pymes industriales creció 3,4% en enero, frente a igual mes del año pasado, cumpliendo siete meses consecutivos en alza.

Los datos surgen de la Encuesta Mensual Industrial realizada por CAME entre 250 industrias pymes. El Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) registró un valor de 85,7 puntos en enero y, por primera vez en cinco años, crecieron todos los sectores relevados.

De todas formas, el trabajo de CAME puntualiza una advertencia. “El crecimiento interanual alcanzó sólo al 50% de las industrias, cuando en diciembre creció el 59,3% de ellas. A su vez, subió a 26,8% la proporción de industrias en baja (22,2% en diciembre) y a 23,2% las empresas sin cambios en su producción”, expresa.

El mismo trabajo agrega que los 11 sectores relevados tuvieron crecimiento anual, aunque en algunos casos fueron variaciones casi imperceptibles. Lideraron las subas: “Productos de metal, maquinaria y equipo” (7,6%), “Productos eléctrico-mecánicos e informática” (6,7%), “Minerales no metálicos” (6,3%), “Maderas y Muebles” (6,1%), “Alimentos y bebidas” (2,7%) y “Productos de caucho y plástico” (2,7%). Con variaciones menores se ubicaron: “Material de Transporte” (1%), “Productos textiles y prendas de vestir” (0,9%), “Productos químicos” (0,1%), “Calzado y Marroquinería” (0,2%), y “Papel, cartón, edición e impresión” (0,2%).

El trabajo de la entidad empresaria aclara, a su vez, que enero más empresas se vieron afectadas por el ingreso de productos importados terminados. Efectivamente, el 41,4% dijo verse perjudicado cuando en diciembre ese número fue del 34%.

“Un rubro muy afectado en enero fue ‘Calzados’, que además de competir con precios muy inferiores que ingresan de Asia y Brasil se ve afectado por los cambios de moda en el sector, donde el cuero y la lona vienen perdiendo terreno frente a los materiales sintéticos en los cuales Asia es muy fuerte”, subraya.

De esta manera, se puede observar que si bien el nivel de actividad económica continúa mostrando un moderado crecimiento, es indudable que el Gobierno deberá pensar en nuevas medidas para mejorar el perfil productivo del país hacia el corto plazo, sobre todo en lo que hace a costos internos, y estabilizar la inflación, ya que por el lado del tipo de cambio hubo una mejora del mismo a partir de fin de año.