BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 20 de noviembre de 2018
ENTREVISTAS
“El aborto no se puede debatir entre cuatro paredes por un grupo de legisladores”
El diputado Andrés Vallone, del bloque que responde a los hermanos Rodríguez Saá, defendió ante parlamentario.com el proyecto de consulta popular y se definió a sí mismo como "pro vida".
7 de marzo de 2018
Por Carolina Ramos

El bloque de cuatro diputados que responde a los hermanos Adolfo y Alberto Rodríguez Saá fue el primero en proponer una consulta popular no vinculante a modo de "gran encuesta" sobre la interrupción voluntaria del embarazo.

En diálogo con parlamentario.com, el debutante Andrés Vallone explicó en qué consiste la iniciativa y definió su postura personal como "pro vida". "El aborto debe ser un tema de participación ciudadana directa", sostuvo.

- ¿Por qué promueven una consulta popular?

- No tenemos que tener miedo a consultarle al pueblo argentino sobre un tema como la despenalización del aborto, que supera las ideologías políticas. Es un tema que no se puede debatir entre cuatro paredes por un grupo de legisladores. Por eso a través del proyecto que presentamos, planteamos que debe ser un tema de participación ciudadana directa. La consulta popular consiste en preguntarle al pueblo argentino si está a favor o en contra. Si está en contra, será un tema juzgado, y si está a favor, tendremos que trabajar los legisladores en la mejor ley. Lo que estamos poniendo a disposición del pueblo es la posibilidad de que "doña Rosa" en Jujuy o Pedro en Calafate puedan opinar. Personalmente creo que tenemos que evitar los fanatismos, porque traen como consecuencia la intolerancia. El proyecto habilita a ambas partes a hacer propaganda previa a la emisión del voto con absoluta libertad.

- La Constitución Nacional dice en su artículo 39 que los proyectos en materia penal no pueden ser sometidos a consulta popular...

- Estamos proponiendo una consulta popular por el "sí" o por el "no" a avanzar sobre el tema. Luego, por supuesto, si triunfa el "no" se acaba el debate, y si gana el "sí" habrá que trabajar en una ley.

- Pero si la consulta no es vinculante, ¿por qué dice que si gana el rechazo "se acaba el debate"? ¿No deberían igual los legisladores poder debatir?

- Por supuesto. Pero no es lo mismo avanzar sobre una ley sin saber lo que opina el pueblo argentino, que sabiéndolo.



- ¿Cuál es su postura personal sobre el tema?

- Mi postura personal es "pro vida". En nuestro bloque tenemos distintas posiciones, pero tenemos libertad de opinión y sobre todo de consciencia. Yo entiendo que no hay motivo alguno por el cual quitarle la vida a un ser indefenso, como un niño por nacer.

- ¿Los legisladores que promueven el aborto legal no están a favor de la vida?

- Cuando yo planteo que soy "pro vida" es porque creo que debemos proteger los derechos de la mujer con todas las herramientas posibles, desde la educación sexual hasta el acceso a anticonceptivos, y en el caso de que la mujer quede embarazada y no esté predispuesta a tener ese bebé, generar alguna herramienta que posibilite que luego de los nueve meses de gestación y del parto, pueda dar el chico en adopción. Pero también tenemos que defender el derecho a la vida del niño por nacer.

- ¿El gobernador Rodríguez Saá les dio alguna instrucción?

- Nosotros en la provincia tenemos una ley de libertad de consciencia, y en base a esa ley hemos acordado tanto en el bloque de diputados como en el de senadores que, si llega el momento de votar, cada uno lo haga de manera libre.

- Desde varios sectores de la oposición sostienen que Mauricio Macri dio vía libre para debatir el aborto para "tapar" los problemas del país y del Gobierno, ¿coincide?

- Estoy totalmente de acuerdo con esa posición. Si bien creo que el Congreso está para debatir todos los temas, temas tan fuertes como éste no nos deben sacar el eje de los problemas diarios, como la desocupación, el hambre y la inflación. En el interior del país hay hambre y no hay trabajo.