BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 18 de agosto de 2018
COYUNTURA
Cortocircuito entre el Gobierno y los empresarios
Recrudece la interna entre ambos sectores y parece ser que está lejos de disminuir. Desde los dos lados se tiran con munición gruesa.
7 de marzo de 2018
El clima entre el Gobierno y los principales popes del establishment local no pasa por un buen momento y los cortocircuitos entre ambos sectores recrudecieron en los últimos días.

Quizás el punto más significativo para tener en cuenta es que lejos de reducirse, la relación conflictiva entre el Gobierno y los hombres de negocios continúa ascendiendo.

De hecho, el presidente Mauricio Macri respaldó a Francisco Cabrera, ministro de Producción, quien la semana anterior había dicho que “los empresarios se tenían que dejar de llorar y empezar a competir”.

“Queremos demostrar que algunos empresarios argentinos lo único que les interesa es la fácil, es decir, reserva del propio mercado para poner ellos los precios que quieran y la calidad que quieran. Por eso no quiere competir”, expresó una fuente del Palacio de Hacienda.

Claro que desde el sector empresario también tiran con munición gruesa. Algunos aseguran que un extitular de la Unión Industrial Argentina (UIA), que aún desempeña un cargo directivo en la entidad, expresó palabras fuertes a sus colegas.

“Con el aumento de las importaciones y el dumping esto es nicho o bóveda. Elija”, expresó el dirigente.

En la UIA aseguran que están alarmados por la evolución del intercambio comercial.

Precisamente, en las últimas horas algunos analistas advirtieron que la falta de competitividad y la continuidad del atraso cambiario en el país proyectan un importante aumento del déficit comercial del país, previendo que el rojo de la balanza este año supere los 11.000 millones de dólares, cifra que se transformaría en un verdadero récord.

Después de conocerse el desequilibrio comercial de enero de 986 millones de dólares contra un rojo del intercambio de 51 millones registrado el año pasado las caras de preocupación en el Gobierno y particularmente en el gabinete nacional se multiplicaron.

“Sin dudas hay que trabajar mucho más fuerte en el tema competitividad y seguir buscando de manera gradual una mejora del tipo de cambio”, resaltó una importante fuente del Ministerio de Hacienda.

Precisamente, ese mismo funcionario juzgó como dato positivo el crecimiento de casi 30 por ciento en las Manufacturas de Origen Industrial (MOI), pero admitió que hay mucho por corregir en materia de créditos, de costos y de logística en las economías regionales y especialmente en aquellas vinculadas directamente a la actividad primaria como el caso del Alto Valle.

Está claro que en el Gobierno prefieren hablar de las tareas pendientes que hay para aumentar las exportaciones pero aclaran que “no se está pensando en el cierre de las importaciones, más allá de observar algunos casos puntuales y combatir el dumping”.