BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 24 de septiembre de 2018
LEGISLATURAS PROVINCIALES
Santa Fe deberá garantizar el funcionamiento del registro nacional de barrios populares
Obtuvo media sanción el proyecto que apunta a que la provincia disponga que las reparticiones provinciales consideren el Certificado de Vivienda Familiar suficiente para realizar trámites.
13 de marzo de 2018
En la Legislatura santafesina obtuvo sanción el proyecto que busca que se garantice el funcionamiento del Registro Nacional de Barrios Populares en Proceso de Integración Urbana (RENABAP) y el Certificado de Vivienda Familiar. Se apunta a que la provincia mantenga actualizado dicho registro, difunda a la población la modalidad para acceder al certificado y lo acepte para que tanto la Empresa Provincial de Energía, como Aguas Santafesinas tomen el certificado de vivienda familiar como suficiente para acreditar existencia y veracidad de un domicilio.

Al respecto, la diputada Silvia Augsburger, quien ingreso la iniciativa desde Igualdad y Participación, junto a su par Rubén Giustiniani, explico que “uno de los elementos que hacen a la integración como vecinos y vecinas es tener un domicilio reconocido, que sirva a los fines de un trabajo, un trámite ante algún organismo público o para peticionar un servicio. El año pasado el Gobierno nacional firmó un decreto por el cual creó el Registro Nacional de Barrios Populares y, junto a varias organizaciones - CTEP, Barrios de Pie, CCC, CARITAS y TECHO - llevaron adelante un relevamiento de asentamientos en todo el país. En Santa Fe se determinó que hay 333 barrios populares, con una cantidad estimada de 72.000 familias, de las cuales más de 53.000 viven en Rosario, VGG y Santa Fe”.

El proyecto sancionado busca que desde el Estado provincial se realicen las gestiones pertinentes a fin que la información contenida en el RENABAP se mantenga completa y actualizada, que el gobierno disponga las acciones necesarias para que la EPE, Aguas Santafesinas y todas las reparticiones provinciales consideren dicho Certificado de Vivienda Familiar como documento suficiente para acreditar la existencia y veracidad del domicilio a todos los efectos que pudieran corresponder y que difunda ampliamente entre la población incluida en el Registro la posibilidad de acceder al Certificado de Vivienda Familiar, su utilidad y modo de tramitarlo.

“El acceso al suelo y al hábitat, que son un derecho humano, hoy se encuentra obstaculizado por el desarrollo desigual de las ciudades que habitamos: el camino es legislar sobre esto y en ese sentido es que proponemos regular el acceso a la vivienda y al hábitat, pero también, creemos indispensable elaborar instrumentos jurídicos que permitan identificar a los tenedores de viviendas, para implementar la regularización dominial y permitir que miles de familias accedan a mejorar su situación en barrios que no suelen contar con los servicios y buenas condiciones que deberían”, finalizó la legisladora.