BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 19 de junio de 2018
NOTICIAS
Firman dictamen en el Senado para el proyecto de Financiamiento Productivo
Con la presencia del titular de la Comisión Nacional de Valores y otros funcionarios, la Comisión de Economía Nacional e Inversión analizó el proyecto del Ejecutivo que tiene media sanción de Diputados. El proyecto tendrá algunas modificaciones que acepta el oficialismo.
14 de marzo de 2018
Una enfática defensa del proyecto de ley de Financiamiento Productivo enviado por el Poder Ejecutivo realizaron los funcionarios que visitaron la Comisión de Economía Nacional e Inversión de la Cámara alta, que conduce la radical Silvia Elías de Pérez, quien al cabo de la reunión adelantó que se aceptaban dos modificaciones sugeridas por la oposición, remarcando que “todos los cambios que tengamos que hacer los vamos a hacer juntos, (porque) queremos que salga con el acompañamiento y consenso de la mayoría de los bloques”.

Si bien adelantó el apoyo a una parte de la iniciativa, el bloque kirchnerismo adelantó a través de la senadora María de los Angeles Sacnun que presentarían un dictamen de minoría.

El proyecto pretende beneficiar a las pequeñas y medianas empresas, para que puedan acceder al Mercado de Valores para financiarse, y entre otras cosas elimina la facultad que desde 2013 tiene la CNV de designar veedores con poder de veto en los directorios de las empresas. Asimismo facilita el acceso de créditos para las pymes incorporando las letras hipotecarias, en tanto que crea una factura de crédito electrónica para MiPyMEs de aceptación obligatoria a los 30 días de emitida, como si fuera un cheque.

Entre las modificaciones aceptadas por el oficialismo figura la forma de la designación del presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV). Según el proyecto aprobado en Diputados, el funcionario queda confirmado si el Senado no se expide después de 60 días de elevado el nombre del candidato por parte del Gobierno. La modificación eliminaría ese acuerdo, adoptándose en cambio el texto del artículo 7 de la Carta Orgánica del Banco Central.

El otro cambio alude a las excepciones al pago del impuesto a las ganancias para operaciones de compraventa de acciones, debido a que este punto se contradecía con la ley de reforma tributaria ya aprobada y en la que sí se gravaba esas operaciones.

Al exponer ante los senadores, que mostraron su anuencia con la iniciativa, el presidente de la Comisión Nacional de Valores, Marcos Ayerra, sostuvo que “el mercado de capitales es una herramienta de enorme importancia para el desarrollo económico”, y aseguró que “esta ley propone herramientas para canalizar el crecimiento”.

El funcionario aseguró que “colocar acciones en el mercado es la forma más sólida de consolidar la economía”. Ayerra admitió que “el mercado nuestro es muy chico, pero tiene una gran potencialidad” y garantizó que “la ley propone herramientas para analizar estos elementos”.

“Las comparaciones que hacemos son regionales. Argentina está última en el valor de las empresas que cotizan en el mercado de capitales”, advirtió, para señalar luego que en cuanto a volumen transado, “estamos en el 1%, es apenas una fracción”, y como elemento comparativo detalló que “en Brasil es 32%”. Agregó que “el mercado es pequeño, esa es una de las razones y por todas las trabas que pusimos en el mercado, el mercado se fue a Nueva York”.

Destacó la emisión de bonos corporativos, precisando a las Obligaciones Negociables como la forma como una empresa se endeuda en el largo plazo. Remarcó en ese sentido que “hay un subdesarrollo de nuestro mercado”, y por eso destacó que con la capitalización “podemos duplicarlo”.

“Hay mucho potencial de acceso de las empresas locales al financiamiento”, comentó el titular de la CNV, que indicó que ya “empezamos a jugar, estamos terceros, pero el mercado es muy chico todavía. Pese a todo lo que se creció, falta mucho”.

Agregó que “cuando tengamos una moneda con baja inflación, eso va a generar el financiamiento más sano para las empresas”.

Al hablar puntualmente de las pymes, contó que hay más de 600 mil; más del 50% de las pymes industriales operan con recursos propios y menos del 1% acceden al mercado de capitales. “Eso hay que multiplicarlo varias veces”, expresó Ayerra.

Luego enumeró los cuatro pilares sobre los que se debe trabajar, entre los que figura en primer lugar la inclusión financiera. “Estamos trabajando en simplificación de la ley”, precisó, destacando el instrumento del pagaré y los fondos de préstamos para las pymes.

Para hablar del contexto como se piensa el desarrollo de la factura, el subsecretario de Financiamiento de la Producción, Hugo Campilongo, destacó la existencia de 650 mil pymes, de las cuales solo el 26% de ese total accede al financiamiento. “La principal demanda de las empresas es que necesitan préstamos para financiar el capital de trabajo. Por eso pensamos que el nuevo régimen de factura que estamos proponiendo es esencial para generar inversión”, señaló. El objetivo es, dijo, “multiplicar por 20 lo que tenemos”, ponderando “el impacto que podemos lograr”. Básicamente el esquema es una plataforma digital que emite la Pyme y todo el proceso de cesión se notifica por el mismo sistema y la gran empresa hace el pago al último beneficiario.

Como todo es digital, se eliminan los costos de escribanos, señaló, precisando luego que con esta nueva ley se logra un “equilibrio de poder entre los grandes y los chicos. El gran limitante que tienen las pymes es el acceso al financiamiento. Por eso pensamos que esto va a ser muy masivo”.

Ayerra destacó como segundo pilar de la ley la inclusión financiera para las personas para acceso a la vivienda. “Estamos muy bien en cuanto a financiar el déficit que hay. De ese monto pequeño de préstamos bancarios solo el 8% es préstamos hipotecarios, hay mucho por hacer”, señaló el titular de la CNV, que destacó que “estamos proponiendo ajustar por CER las letras hipotecarias para facilitar que los bancos vendan cartera hipotecaria a los fondos comunes de inversión”, y aseguró que eso “no es riesgoso”.

Otro punto destacado es el fortalecimiento del regulador y la inversión y en ese marco se busca obtener un poder genérico muy fuerte para regular.

En el marco de las simplificaciones buscadas para permitir que el sistema sea barato y accesible al mercado, aseguró que “se pueden acelerar los sumarios para darle dinámica al sancionamiento”. Destacó el control de los auditores, a los que consideró como actores relevantes.

En cuanto al control dual de los mercados, aclaró que “no estamos cediendo ningún poder. La CNV retiene todo el poder sancionatorio, simplemente le está dando un poder a los mercados”.

Destacó también la posibilidad de fomentar el ahorro nacional hacia inversiones de largo plazo. “Hoy tenemos una industria de fondos abiertos, que solo invierten en activos con oferta pública; son solamente un canal, pero no financian la economía real; con los fondos cerrados uno los integra por un plazo de 5 años, que se dedican a financiar la economía real”, destacó.

En cuanto a las pólizas de seguro asegurables por CER, permiten invertir en activos de CER, que se invierta en hipotecas, generar la base que permita flexibilizar la ley para que podamos lanzar el mercado local a largo plazo, remarcó Ayerra, que mostró así el “entusiasmo que tenemos para integrarnos al mundo”.

Por su parte, el subsecretario de Asuntos Legales y Regulatorios, Eugenio Bruno, destacó la aprobación “muy significativa” que tuvo el proyecto en Diputados, donde “se trabajó mucho con los bloques justicialistas de la comisión, se cambiaron varios artículos”, y destacó que “el actual esquema de factura electrónica MiPyme del régimen de los 90 no funcionó. Primero que es obligatorio, la factura no es más optativa; las compañías grandes podían decirles a las pymes que no aceptaban; va a tener titulo ejecutivo, en caso de falta de pago a su vencimiento, la empresa MiPyme tiene un título ejecutivo igual que fuera n cheque o un pagaré”.

Y además no hay recurso contra el emisor de la factura cuando hay endoso. En caso de falta de pago, el responsable no es la Pyme sino la empresa grande que es la compradora del producto o servicio, precisó el funcionario.

A la hora de la interacción con los senadores, tanto oficialistas como opositores ponderaron los alcances de la norma para facilitar la inversión y generación de empleo.