BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 25 de abril de 2018
LEGISLATURAS PROVINCIALES
La Legislatura mendocina aprobó un proyecto para la creación del “Defensor del Docente”
Se establecieron agravamientos de las sanciones correccionales para ofensas a docentes y un nuevo sistema de denuncias en escuelas, en caso de detectar situaciones de violencia contra menores.
14 de marzo de 2018
La Legislatura mendocina aprobó la propuesta enviada desde el Poder Ejecutivo sobre la creación del “Defensor del Docente”, agravamiento de las sanciones correccionales para ofensas a docentes y un nuevo sistema de denuncias en escuelas, en caso de detectar situaciones de violencia en contra de menores.

La propuesta fue aprobada por unanimidad por lo que pasa al Poder Ejecutivo para su promulgación.

Vale destacar que la iniciativa no sólo establece la defensa de los maestros, sino también del personal no docente dentro del ámbito educativo, la asistencia legal gratuita, poder canalizar denuncias a través de esa figura y no tener que hacerlo a títulos personal para evitar denuncias de padres. También se busca que a través de la idea preservar a los propios niños en las escuelas.

El nuevo sistema de denuncias otorga herramientas para aquellos casos en los que, desde las instituciones educativas, los docentes adviertan que se puedan estar cometiendo alguna vulneración de derechos sobre alumnos, sobre las niñas, niños o adolescentes.

Asimismo, para el caso de las agresiones (verbales y/o físicas) a docentes, se agravan las sanciones para quienes las cometan. Los legisladores subrayaron que las escuelas han acabado, en última instancia, siendo las depositarias de casos de violencia social, por lo cual agravar aquellas sanciones para quienes cometan agresiones contra los docentes es una medida necesaria.

Finalmente, la creación de la figura del Defensor del Docente otorga a los mismos la asistencia y representación jurídica en los casos en los que haya formulación de denuncias penales o correccionales, defensa ante denuncia criminal y/o la constitución como querellante particular. Esto en relación a aquellos supuestos o causas judiciales que se originen en actos de violencia, agresiones verbales, físicas y/o materiales ejecutados por padres, madres, familiares u otros allegados de los menores alumnos, con motivo del ejercicio regular de la función docente.