BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 26 de abril de 2018
OPINIÓN
Una mano lava, la otra…
Por Aníbal Hardy. El autor advierte que es imposible el “cambio” que el Gobierno pretende en Formosa, mientras prosiga la Ley de Lemas, o de doble voto simultáneo.
19 de marzo de 2018
Aprovechando la visita del presidente Mauricio Macri a Formosa, y preocupado por la Ley de Lemas, como instrumento electoral, le hice llegar en sus propias manos, mediante el apoderado del MID, Rodolfo Vázquez y el dirigente José Francisco Blasich de la UCR, una nota, en la que le expreso concretamente que la idea de “cambio” en Formosa, nunca será factible mientras prosiga la Ley de Lemas como sistema electoral. Le describí y adjunte documentación al presidente de mi lucha en plantear ante la Justicia Electoral la inconstitucionalidad de la Ley de Lemas, y solicitar que la Justicia Federal ordene al Poder Ejecutivo provincial, adecue a los postulados de la Constitución, un sistema electoral en que los candidatos se elijan por votos directos de los ciudadanos, y que elegí la competencia Federal, atento que el sufragio es un acto que emana de la soberanía del pueblo, por ello, todo acto de soberanía es competencia Federal.

Le manifesté, que la Cámara Nacional Electoral, públicamente habían sentado esta posición, por lo que no podían desdecirse. Pero ocurrió el raro caso que un juez se enferma antes de emitir su voto y es reemplazado por otro, con un criterio distinto. En resumen, en votos divididos entendieron que no era competencia federal. Hecho que me motivo, pedir “per saltum”, ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, exigiendo por estar en juego el derecho político más importante-el derecho de elegir- y que resuelva el fondo de la cuestión, y en simples dos reglones, por una cuestión formal, todo quedó como al principio. Ahora esta cuestión está en la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Finalmente le pregunte concretamente al señor presidente, si realmente le interesa que se produzca el cambio político en la provincia de Formosa, o los ciudadanos formoseños deben seguir aguantando el “modelo de provincia”, para que el Gobierno nacional cuente con el apoyo de los dos senadores y tres diputados nacionales, que seguramente el gobernador Gildo Insfrán habrá puesto para apoyar los proyectos del PRO en el Congreso nacional. Le aclaré, que me mueve decir esto, porque únicamente un funcionario con mucho poder -rogando no sea de su gabinete- haya enfermado a uno de los jueces, que iba permitir que la Ley de Lemas finalice definitivamente con su ciclo nefasto. Finalizó mi nota.

A los lectores, les digo, que seguramente, estaríamos, frente a la frase; “Una mano lava la otra, y las dos la cara”. Expresión de tinte proverbial que, basándose en una acción cotidiana, grafica los hechos en que se precisa de la colaboración mutua para obtener un resultado favorable. Suelen decirla aquellos que ofrecen su servicio para que algo salga bien o se realice con mayor facilidad. También, según la intención, puede expresar “una solapada devolución de favores”, en este caso totalmente a espaldas del pueblo y dirigentes políticos. Ya es el tiempo en que los argentinos dejamos de hacernos trampa. Es el momento de enfrentar nuestros problemas estructurales y solucionarlos, en serio, sin palabras falsas.