BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 16 de octubre de 2018
OPINIÓN
​Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia
Por Silvina García Larraburu. Ante un nuevo aniversario del golpe cívico-militar, la rionegrina no solo evoca la conmemoración, sino que advierte sobre las “fuerzas neoliberales”.
23 de marzo de 2018
El día de la Memoria, la Verdad y la Justicia representa una jornada de lucha y reflexión sobre la dictadura cívico-militar más atroz de la historia Argentina. Su inicio fue el 24 de marzo de 1976 y estuvo signada por salvajes crímenes de lesa humanidad, perpetrados con el objetivo de instalar un proyecto neoliberal de miseria planificada.

La sucesión de hechos que buscan banalizar y restar importancia a aquellos delitos, como el 2x1 o la libertad condicional a los genocidas, representan un grave retroceso y una afrenta para los organismos de derechos humanos que –con una sostenida y pacífica lucha- jamás renunciaron a la búsqueda de la verdad y la justicia.

La restauración conservadora ha impulsado un paquete de medidas en detrimento de los derechos humanos: desde el cuestionamiento a la cantidad de desaparecidos, hasta el debilitamiento de políticas de reparación a las víctimas o programas vinculados.

No podemos retroceder hacia la injusticia, ni vulnerar la lucha histórica, por ello más que nunca ratificamos nuestro compromiso y acompañamiento hacia la Verdad, la Memoria y la Justicia. Nuestro país es referente mundial en la defensa de la democracia y los Derechos Humanos, hemos logrado resignificar el dolor y convertirlo en lucha colectiva.

Sabemos que las fuerzas neoliberales pretenden quebrantar la defensa de estas reivindicaciones históricas, con la finalidad de fortalecer su propio proyecto. Por ello, y más que nunca, respondemos con la memoria de nuestros 30 mil compañeros.

Podrán cortar las flores, pero no podrán detener la primavera. Seguimos soñando con una cultura basada en el amor, la solidaridad y el compañerismo. Como bien expresó Néstor Kirchner: “Pertenecemos a una generación que siempre creyó en las construcciones colectivas. La individualidad te pondrá en el firmamento, pero sólo la construcción colectiva nos reivindicará frente a la historia. Al fin y al cabo todos somos pasantes de la historia”.

Verdad, Memoria y Justicia. Compañeros detenidos desaparecidos: ¡PRESENTES!