BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 16 de diciembre de 2018
LEGISLATURAS PROVINCIALES
Urtubey pidió “no naturalizar la grieta”
En la inauguración de un nuevo período ordinario en su provincia, el gobernador salteño destacó que han colaborado con el Gobierno nacional “para sacar Argentina adelante” y que lo van a seguir haciendo.
1 de abril de 2018
Al inaugurar el 120° período de sesiones ordinarias de la Legislatura salteña, el gobernador Juan Manuel Urtubey resaltó la “convivencia política inédita” que se vive en su provincia, y en ese sentido admitió que podría ser “tiempo de evaluar algunas iniciativas de la oposición”, en relación con una reforma constitucional.

En ese sentido, se manifestó a favor de “igualar para arriba”, asegurando que “no hay peor miseria que tener un país rico con gente pobre” y que “no hay peor ceguera que la de aquellos que no ven a su hermano sufrir”.

Urtubey habló de la grieta, a la que consideró “una tragedia” que “no debe ser naturalizada”. Al respecto puntualizó que “no se trata de auspiciar y alimentar el uno contra otro. Se trata de avanzar el uno con el otro”.

En una ceremonia que presidieron el vicegobernador y titular natural del Senado, Miguel Isa, y el presidente de la Cámara de Diputados, Santiago Godoy, el gobernador salteño aclaró que “sería una injusticia decir que no somos escuchados por el gobierno nacional”, pero observó que no recibieron “todas las respuestas que necesitamos”.

Al hacer un balance de su gestión, Urtubey resaltó la política habitacional de su gobierno, como así también las obras de infraestructura, y la labor destinada a las pymes, minería, energías renovables, ambiente, educación, salud, seguridad, primera infancia y turismo, entre otros temas.

Se quejó de la falta de competitividad de las ecoomías regionales, “que atenta fuertemente contra el empleo y la producción”, y advirtió que “alguna vez los gobiernos centrales se darán cuenta de que el deterioro de las economías regionales solo lleva deterioro a la Nación”.

En ese sentido destacó la crisis que vive el sector azucarero, que “ha dejado sin empleo a muchos trabajadores”.

Tras expresar su “orgullo” por los datos recientemente conocidos en materia de pobreza, afirmó que “Salta se encuentra entre las provincias en las que más bajó la pobreza”, que se redujo “de un 33,2 por ciento a un 24,8 por ciento”. No hay nada que festejar, aclaró, pues queda “mucho por hacer”.

En otro pasaje, advirtió que “no alcanza con el cambio. Hace falta la transformación, hace falta curar heridas. Me interesa más tirar abajo la puerta del atraso que tocar timbres”.

Sobre su relación con el Gobierno nacional, destacó que “hemos colaborado en todo lo que estuvo a nuestro alcance para sacar a la Argentina adelante y lo vamos a seguir haciendo".

“No busco que me quieran, busco demostrar mi amor con hechos concretos. No quiero pobres resignados, quiero gente con capacidad de crecer sin deberle nada a un concejal, a un gobernador o a un presidente”, puntualizó.