BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 25 de abril de 2018
LEGISLATURA PORTEÑA
Proponen vender purpurina solo a mayores de 18 años
Tras varios niños intoxicados y varias muertes, diputados de Vamos Juntos impulsaron una iniciativa para impedir que menores de 18 años compren purpurina o cualquier otro producto que en su composición la contenga.
10 de abril de 2018
Los diputados porteños de Vamos Juntos Daniel Del Sol, Cristina García y el exlegislador Roberto Quattromano presentaron un proyecto de ley en la Legislatura de la Ciudad para impedir que menores de 18 años compren purpurina o cualquier otro producto que en su composición la contenga.

La propuesta plantea los comercios que vendan purpurina dispongan de un cartel que diga “producto tóxico” en el lugar de su exhibición, como así también cambiar el texto de la etiqueta por el siguiente: “¡Atención! Mantener alejado del alcance de los niños. Producto peligroso - puede causar la muerte”.

En ese sentido, Del Sol explicó que con esta medida “buscamos ampliar los términos y alcances de la norma aprobada y así lograr una mayor protección de los consumidores” y subrayó que “debemos prevenir y cuidar a los chicos, ya que un mal uso del producto puede ocasionarles serios riesgos en la salud”.

Cabe recordar que en diciembre de 2014 se sancionó la Ley 5.190, a partir de una iniciativa de Quattromano y Fernando Muñóz, para incluir en el envase del artículo la leyenda “Su uso debe de estar supervisado por un mayor”, luego de que un nene de 7 años de Santiago del Estero falleciera por inhalar purpurina, a raíz de una intoxicación y muerte cerebral. En 2015, otro niño estuvo internado en terapia intensiva por aspirar purpurina accidentalmente en su casa de Tucumán.

La modificación a la Ley 5.190, propuesta en conjunto con la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, también pide prohibir la utilización de este producto en todos los establecimientos educativos de la Ciudad.

La purpurina es un polvo volátil altamente tóxico compuesto por cobre, zinc y distintas estearinas, que puede ser fácilmente inhalado. Al ingresar en los pulmones, estas pequeñas partículas provocan el impedimento de la oxigenación en la sangre y el deterioro de las funciones vitales.