BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 25 de abril de 2018
LEGISLATURA BONAERENSE
Buscan que Baby Etchecopar no utilice el teatro donde se llevó a cabo juicio de lesa humanidad
Desde el bloque de diputados de Unidad Ciudadana presentaron un proyecto para pronunciarse contra el desarrollo de una presentación en la sede del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de La Plata.
10 de abril de 2018
La presidenta del bloque de diputados bonaerenses de Unidad Ciudadana – FpV – PJ, Florencia Saintout, presentó un proyecto en la legislatura para pronunciarse contra el desarrollo presentación en la sede del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de La Plata, donde se realizaron audiencias en el marco de los Juicios por la Verdad.

Florencia Saintout presentó un repudio en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires con el fin de repudiar el desarrollo de la obra “Baby, el comediante: el último monologuista” prevista para el viernes 20 de abril en la sala del Teatro Metro en la ciudad de La Plata, también sede del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de La Plata donde se realizaron juicios por la verdad y juicios por crímenes de lesa humanidad.

La presidenta del bloque de Unidad Ciudadana -FpV – PJ recordó que en este lugar se llevaron a cabo los juicios que juzgaron los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura en los centros clandestinos de detención que formaron parte del “Circuito Camps”, “La Cacha”, la Unidad 9 y la Fuerza de Tareas 5 de la Armada. En el marco de estos procesos, se condenó a prisión perpetua a Miguel Etchecolatz, quien fuera jefe de la Policía Bonaerense y condenado por múltiples delitos de este tipo.

En relación a Ángel “Baby” Etchecopar, Saintout sostuvo que se trata de una personalidad pública que se destaca por sus opiniones discriminatorias, xenófobas y misóginas. En este sentido, recordó que se ha manifestado en reiteradas ocasiones como un defensor de la represión y de la violencia institucional, lesionando los valores de la democracia y los derechos humanos.

El escrito agrega, además, que “la utilización del auditorio del Teatro Metro constituye una afrenta a los organismos y referentes de derechos humanos que todos los días construyen con su lucha el reconocimiento y la reivindicación de las víctimas de la violencia por parte del terrorismo de Estado”.