BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 16 de octubre de 2018
OPINIÓN
La democracia en suspenso
Por Gabriela Estévez. La diputada camporista fustiga la intervención del Partido Justicialista y apuntándole al Gobierno tilda a Comodoro Py de Unidad Básica del Pro.
12 de abril de 2018
En otra maniobra político-judicial que atenta contra una democracia cada día más debilitada, intervinieron el Partido Justicialista Nacional desplazando a su legítimo titular, Luis Gioja, para instalar a Luis Barrionuevo (porque si ponían a Marcos Peña era muy obvio).

Comodoro Py es, cada vez más, una Unidad Básica del PRO en permanente misión de hostigar a la oposición. El gobierno de Macri no cesa en su objetivo de convertir a la Argentina nuevamente en una colonia agroexportadora al servicio del poder financiero mundial, a costa del hambre de millones.

A los presos y presas políticas, las presiones, extorsiones y amenazas; a la represión en las calles de todo el país, con muertes que no logran esclarecerse por la complicidad de algunos factores del Poder Judicial, ahora se suma la inexplicable intervención de la herramienta electoral del único espacio que puede hacer frente democráticamente a la maquinaria de Cambiemos.

El partido judicial-mediático al servicio del poder financiero y la oligarquía local gobernante está logrando que la opinión pública tolere la constante paliza que desde el poder ejecutivo propinan a las instituciones y al Estado de Derecho, e incluso se resigne a la pérdida abrumadora de poder adquisitivo a la que someten a la clase media y los sectores más postergados desde diciembre de 2015.

La escalada se da en un contexto regional en el que predomina una derecha autoritaria, que apela a los más bajos instintos de la población y da rienda suelta a la violencia política con asesinatos de dirigentes, la reciente prisión sin pruebas del compañero Lula da Silva ante la imposibilidad de derrotarlo en las urnas, y la permanente hostilidad hacia los pocos gobiernos populares que aún resisten en Latinoamérica.

Noticias falsas que se viralizan, periodistas que mienten sin pudor ante millones, tapas de diarios que ocultan la verdad, son algunas de las constantes de la estrategia de judicializar la política (LawFare) y manipulación mediática (posverdad) que en Argentina tiene a uno de sus mejores ejecutores: el presidente Macri.

Repudiamos absolutamente la medida judicial que hoy agrega una oscura mancha a la historia democrática de nuestro país, y convocamos a toda la dirigencia política, sin importar color o ideología, a decir BASTA!