BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 15 de agosto de 2018
OPINIÓN
Sociedades anónimas vs. Clubes para todos
Por Danilo Flores. El diputado nacional advierte que la reestructuración del deporte que impulsa el Gobierno no ofrecerá el mismo tipo de contención social como lo hacen los clubes.
23 de abril de 2018
Como integrante de la Comisión de Deportes de la Cámara de Diputados, tendré la oportunidad de debatir un proyecto que pone en riesgo la vida de los clubes de barrio. La iniciativa, que parte del Gobierno de Mauricio Macri, intenta reestructurar el fútbol argentino reemplazando el actual modelo de clubes por sociedades anónimas.

Si bien es un tema que merece el tratamiento correspondiente, quiero dejar fijada mi posición no sólo como diputado nacional y docente de educación física, sino también como aficionado a los deportes. El deporte en general, y el fútbol en particular, iguala a los seres humanos y los clubes cumplen una función elemental en este esquema de formación. Son una herramienta socializadora que es sustentada por su capital humano y no por su poder económico. Ninguna sociedad anónima sostendría con déficit financiero a jugadores amateurs, infantiles o a otras disciplinas deportivas como lo hacen los clubes en la actualidad.

En nuestra provincia de La Rioja, en los distintos departamentos y pueblos que la componen, sabemos de la importancia que tienen éstas instituciones en materia de contención. Y vemos cómo a través del fútbol como actividad principal, se sostienen y desarrollan deportes como el básquet, el vóley, el hockey o el atletismo, entre otras disciplinas.

El Gobierno nacional quiere que las Sociedades Anónimas Deportivas (SAD) comiencen a funcionar después del Mundial. Mi deseo es que éste modelo que pretenden instalar y que ha fracasado en Europa no prospere entre nosotros, y que alcancemos nuevas formas de ayuda para el crecimiento de éstas maravillosas instituciones que son los clubes.

*Diputado nacional del bloque Justicialista por la provincia de La Rioja.