BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 24 de abril de 2014
NOTICIAS
Rechazan propuesta en torno a la pastera
Para un legislador entrerriano, “el monitoreo que quiere hacer Picolotti de Botnia es el mismo que propuso Estrada Oyuela hace dos años”.
28 de septiembre de 2007
El diputado nacional Juan Carlos Lucio Godoy (Concertación Entrerriana) señaló que “el desenlace de la discusión entre Raúl Estrada Oyuela (ex-representante de Asuntos Medioambientales de la Cancillería) y Romina Picolotti (miembro de una ONG y ahora funcionaria) es de una lógica indiscutible y esperada, al menos por algunos entre los que nos contamos. Esta es la coherencia de la que tanto se vanagloriaba el Gobierno de Entre Ríos, pasando por asesores de diverso tipo y especie política, y desde la Cancillería”.

En el mismo sentido, Godoy aseguró que “no sólo no hay coherencia, sino tampoco idoneidad técnica y política. El ‘miente miente que algo quedará’ algún día se termina, y allí se demuestran tanto las fallas políticas, como –y sobre todo- la grave inconsistencia que en lo técnico existió durante todo este proceso de instalación de Botnia”. Y agregó que “no sólo lo técnico se refiere a lo específico de lo ambiental sino también a lo jurídico y a lo diplomático a nivel tanto del Mercosur como mundial. Es necesario recordar ahora que un conspicuo miembro del Gobierno Nacional le confesó a quien opina, que el fue al Banco Mundial a ‘ensuciar la cancha’ para demorar el crédito pero que el mismo finalmente saldría. Por ser una confesión no hace falta el nombre, pero me demostró las mentiras que ya hoy nadie niega”.

Asimismo recordó que Estrada Oyuela “ya había dicho, adelante del profesor Melo y de mí, que se debían monitorear las fabricas. Y ahora se encuentra, dos años después, con que Picolotti quiere hacer lo mismo. Esta es la incoherencia de un Gabinete y por eso el colapso. Claro que, entre este modesto Diputado y algunos personajes de la alta política nacional, se prefirió el engaño que a su vez se parecía a la esperanza. Pero no era esperanza, lamentablemente otro debe ser su nombre. Poco a poco todo será más claro, quizás en unos meses o en años, pero se sabrá todo y tendré la tranquilidad de no haber mentido y de no haber sido funcional a la mentira”.

“La cuestión ya no pasa sólo por restablecer relaciones sino por cómo resolver este problema en donde el Uruguay empezó con las culpas y luego la omisión Argentina las convalidó. No se puede defender el medio ambiente y restablecer relaciones como si nada porque eso es ignorar la problemática y la legislación vigente. Lo que viene, en síntesis, será mas difícil que lo vivido y por ello no se puede seguir con la improvisación y la incoherencia, y menos sin atender a los pueblos afectados”, concluyó Godoy.