BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 22 de noviembre de 2014
NOTICIAS
Advierten sobre “avasallamiento de derechos legítimos” de los trabajadores municipales
El Senado de la provincia de Buenos Aires aprobó en su última sesión un proyecto de ley que modificará el artículo 23 de la Ley 11757, para determinar nuevos parámetros para el pago de salarios familiares para los trabajadores municipales bonaerenses.
28 de septiembre de 2007
La modificación del artículo 23 de la Ley 11.757, establece que “el agente gozará de asignaciones familiares, subsidios por cargas de familia y sus derecho-habientes por gastos de sepelio, de conformidad con los importes mínimos que se fijen en cada Municipio, sin perjuicio de los demás conceptos aplicables en resguardo de la seguridad social de los trabajadores y las posibilidades presupuestarias locales.

Los municipios de la Provincia podrán dictar sus normas locales en lo referente a la forma y condiciones del pago de dichas erogaciones". Cabe consignar que el proyecto aun debe ser tratado por la Cámara de Diputados para terminar su trámite parlamentario.

“Promovida por los mismos intendentes municipales bonaerenses que intentaron disfrutar de la jubilación de privilegio, una insólita y discriminatoria iniciativa ha sido aprobada por el Senado bonaerense con el voto unánime de sus integrantes”, dijo el diputado provincial y secretario adjunto de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FESIMUBO), Rubén García.

De acuerdo con esta norma, que ahora tiene media sanción, se modificará el artículo 23 de la Ley 11757, para determinar que el pago del salario familiar para los trabajadores municipales bonaerenses estará condicionado a las posibilidades presupuestarias de cada municipio, dejando de tener las mismas características que el salario familiar que rige para los trabajadores nacionales y provinciales.

Consultado el secretario adjunto de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FESIMUBO), Rubén García, sostuvo que “este nuevo avasallamiento de los derechos legítimos de los trabajadores y el avance sobre las conquistas sociales obtenidas a lo largo de la historia, muestra a las claras que, por mas que se declame lo contrario, el proceso neoliberal no ha terminado en el país y, mucho menos, en la Provincia de Buenos Aires”.

“Los intendentes promotores de esta medida son los mismos que habían impulsado la jubilación de privilegio para asegurarse la continuidad de sus beneficios sólo por haber estado en sus cargos cuatro años”, agregó García quien, a la vez, es secretario general de la CTM (Confederación de Trabajadores Municipales argentinos).

Más adelante puntualizó que “los miles de trabajadores municipales bonaerenses, que prestan decenas de años de servicios, no tendrán el mismo derecho que otros trabajadores respecto del salario familiar, sometiendo a sus familias a una nueva humillación a través de la nefasta ley 11757, que hoy se reformaría para seguir esclavizándolos. Sin embargo estos mismos intendentes, y los legisladores que los representan, no asumen la misma celeridad para modificar la ley en cuanto a los porcentajes de antigüedad, en cuanto a la estabilidad del trabajador, en cuanto a la existencia de paritarias…”

Finalmente, García afirmó que “los trabajadores municipales, representados por la FESIMUBO, rechazamos y repudiamos esta inconsulta iniciativa y exigimos la derogación, lisa y llana, de la ley 11757, para terminar con los abusos a los que nos someten permanentemente los intendentes municipales alejados de las necesidades de sus pueblos, pero abroquelados en grupos de presión, que pretenden continuar el proceso neoliberal que tanto daño le ha hecho al país.