BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 24 de octubre de 2018
NOTICIAS
Cambiemos pospone la definición sobre el desafuero de Aída Ayala
Es porque “hace falta que la jueza dicte el auto de prisión preventiva, y no lo hizo”, explicó Pablo Tonelli, presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales.
14 de mayo de 2018
El interbloque Cambiemos resolvió posponer la reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales en la que iba a dictaminarse el desafuero de la diputada nacional Aída Ayala (UCR), investigada por la Justicia chaqueña y acusada de integrar una asociación ilícita dedicada al lavado de dinero.

La comisión estaba citada para este martes a las 15, pero su presidente, Pablo Tonelli (Pro) levantó la reunión “hasta que se defina la situación judicial” de la legisladora.

“La situación judicial de Ayala está indefinida. Por lo tanto, hasta que no se defina, no tiene sentido dictaminar acerca del desafuero”, explicó Tonelli a parlamentario.com.

El diputado macrista recordó que “la jueza (Zunilda Niremperger) pidió el desafuero para detener a Ayala a efectos de indagarla, pero esa indagatoria no se cumplió, porque apenas se enteró, la diputada se presentó y fue indagada”.

“A partir de ahí, para que Ayala permanezca detenida, hace falta que la jueza dicte el auto de prisión preventiva, y no lo hizo”, dijo Tonelli, y concluyó que “al día de hoy no hay ningún motivo para desaforar a Ayala ni tampoco para detenerla”.

El titular de Asuntos Constitucionales insistió: “No nos queremos anticipar por si la jueza dicta la prisión preventiva. Preferimos esperar a que se clarifique la situación”.

Así, aclaró que, según la Ley de Fueros, la comisión tiene un plazo de 60 días para expedirse, y el pedido de desafuero ingresó recién a mediados de abril.

Por último, Tonelli puntualizó que resta la definición de la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia sobre el pedido de eximición de Ayala.

La radical se defendió ante la comisión el pasado 2 de mayo -después de su presentación espontánea ante la Justicia-, y sostuvo que las acusaciones que sobre ella recaen son “falsas de toda falsedad”.

“Se me acusa de ser jefa de una banda para lavado de dinero, se me acusa de haber llamado a licitación para la concesión de servicios de recolección de residuos y se me acusa de enriquecimiento ilícito. Pero esto es falso de toda falsedad”, aseguró.