BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 24 de junio de 2018
OPINIÓN
¡Feliz día de la Patria!
Por Silvina García Larraburu. La senadora kirchnerista evoca la fecha patria, y parangona esa muestra de soberanía con la “profunda preocupación al endeudamiento extremo del Gobierno y la vuelta al FMI”.
24 de mayo de 2018
Un 25 de mayo de 1810 quedó establecido el primer gobierno patrio en el Río de la Plata. La junta, presidida por el criollo Cornelio Saavedra y entre cuyos integrantes figuraban Manuel Belgrano y Mariano Moreno, era de inspiración popular y reemplazaba a la autoridad española entonces representada por el Virrey Cisneros.

Fue el primer paso para la declaración de nuestra independencia, que se verificaría 6 años más tarde, y que además inspiró otros movimientos similares en el resto de la América Española.

No fue solamente un audaz y meditado paso hacia la libertad, sino un hecho totalmente revolucionario en todos los aspectos de la vida nuestro país. La lista con los nombres de los futuros gobernantes incluyó a los integrantes de la primera junta, recibió el nombre de petición del pueblo y llevó más de 400 firmas. Además el primer gobierno patrio debía publicar mensualmente el estado de las finanzas; no podía ejercer funciones judiciales; y para imponer gravámenes requería autorización del Cabildo. Así se asumió la soberanía y se esbozaron las bases de la futura República.

Han pasado más de 200 años y, entre marchas y contramarchas, asistimos con profunda preocupación al endeudamiento extremo del gobierno nacional y la vuelta al Fondo Monetario Internacional.

Estas decisiones; comprometen nuestra soberanía olvidando la historia y el sacrificio de aquellos antepasados que lucharon por un país independiente de toda dominación extranjera; reflejan la falta de sensibilidad hacia un pueblo empobrecido; revelan la extrema fragilidad en que el poder central coloca a las provincias a las que se pretende disciplinar; y potencian el avance del Ejecutivo sobre los otros poderes del Estado.

Que este 25 de mayo constituya un día de reflexión sobre el ejercicio de nuestros derechos y deberes cívicos y la contribución que cada uno de nosotros puede brindar -desde el ámbito de su actividad- al logro del bien común. Con tesón y responsabilidad, aún podemos construir la Patria Justa, Libre y Soberana que todos merecemos.