BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 19 de agosto de 2018
LEGISLATURA PORTEÑA
Ratificaron el traslado de la cárcel de Devoto a Marcos Paz
La Legislatura porteña aprobó con 37 votos a favor, 5 en contra y 14 abstenciones un convenio celebrado entre Nación, Ciudad y la Agencia de Administración de Bienes del Estado, a través del cual se trasladará el penal y se rezonificará el predio.
7 de junio de 2018
En una nueva sesión ordinaria, la Legislatura porteña ratificó -con 37 votos positivos, 5 negativos y 14 abstenciones- un convenio celebrado entre Nación, Ciudad y la Agencia de Administración de Bienes del Estado, a través del cual se buscará trasladar la cárcel de Devoto a Marcos Paz.

La medida obtuvo el apoyo de Vamos Juntos, PS y Mejor Ciudad; mientras que lo rechazó PTS, AyL y PO. Se abstuvo Suma+, Unidad Ciudadana y GEN.

Dicho convenio tiene por objeto establecer acciones conjuntas y coordinadas entre las partes, las que en el marco de sus respectivas competencias implementarán actividades, destinadas a llevar a cabo la construcción de un nuevo complejo penitenciario, la desocupación de todos los servicios del Servicio Penitenciario Federal del “Complejo Devoto” mediante su traslado al nuevo complejo construido, la rezonificación urbanística de dicho inmueble y la venta del penal.

El texto lleva la firma de Rodríguez Larreta; el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano; y, el presidente de la Agencia de Administración de Bienes del Estado, Ramón María Lanús.

De esta manera, el convenio establece que se construirá un nuevo penal en el predio federal que se encuentra junto al Complejo Penitenciario de Marcos Paz, las obras comenzarán en agosto de este año y se prevé que estén finalizadas para 2020, cuando se llevará a cabo dicho traslado. Asimismo, según informaron funcionarios del Poder Ejecutivo, el traslado de los reclusos demorará entre 60 y 90 días.

Al respecto de la iniciativa, el diputado de Vamos Juntos Fernando Yuan aseguró que está “muy orgulloso por tratar este proyecto” ya que “el traslado de la cárcel de Devoto responde a un reclamo histórico de más de 40 años de la Comuna 11”. Asimismo, afirmó que “esto nos va a permitir llevarle mayor tranquilidad a los vecinos, ya que la convivencia con un penal es insostenible. Pensemos que cuando se creó ese penal estaba por fuera de la Ciudad” y destacó que “gracias a la voluntad del Gobierno Nacional se acabaron las promesas de traslado de la cárcel, ahora será un hecho que mejorará la calidad de vida de los vecinos, los internos y los trabajadores del lugar”.

A su turno, el legislador de AyL Fernando Vilardo afirmó que “nosotros vamos a rechazar este proyecto, no porque no seamos sensibles a lo que es el reclamo histórico de los vecinos de Devoto y sus argumentos” y subrayó que “rechazamos en particular este proyecto, al menos por tres motivos: porque nos parece que tiene un carácter profundamente inhumano, no se ocupa de la problemática de la reinserción social de los detenidos; no se ocupa de los vínculos familiares de este traslado, ¿habrá transporte para los familiares que quieran visitar a los presos?; qué va a pasar con la futura educación de los presos?. Este proyecto no contempla nada de esto”.

“Además, otro de los temas que nos preocupan es que la cárcel de Devoto ha sido declarado sitio de la memoria por las aberrantes situaciones con la dictadura militar y otro aspecto es saber cuál es el uso que se hará con ese espacio que quedará en Villa Devoto, con grandes sospechas de negocios inmobiliarios”.

Por su lado, el diputado del PO Gabriel Solano indicó que se llevó “una sorpresa cuando vi este convenio y cuando vi la presentación que hizo Larreta en la cárcel de Devoto, porque muy seguro nos dijo que se iba a trasladar a Marcos Paz pero el proyecto no especifica que se lo trasladará a ese lugar” y consideró que “el anuncio fue inconsulto con la familia de los propios presos e inconsulto con el propio municipio al que se lo quiere trasladar”.

“Esto no se trata de basura, se trata de personas que están encarceladas y a las que tenemos que reinsertar”, remarcó y concluyó que “la cárcel de Marcos Paz está a 50 kilómetros de la Ciudad y hay informes que dicen que las visitas a presos disminuyen un 60% en Marcos Paz, entonces aún va a costar más su reinserción”.

A su vez, el peronista Santiago Roberto señaló que ve “un hecho que se reitera en todas las Comisiones, firmamos proyectos que no coinciden con lo que dicen luego los funcionarios del Ejecutivo que vienen a explicar las medidas a estos espacios” y remarcó que “los funcionarios plantearon que el 65% va a ser de espacio público y el otro 35% será destinado a construcciones, nos gustaría poder trabajar estas cuestiones en conjunto”.

“Es cierto que es un reclamo de todos los vecinos el traslado de la unidad penitenciaria, pero en estas condiciones no podemos hacer más que abstenernos”, precisó.

Sobre esa misma línea, el presidente del monobloque GEN, Sergio Abrevaya, indicó que “es clarísimo que la cárcel de Devoto no puede seguir estando dentro de una gran urbe y sabemos que los vecinos están de acuerdo con esto, pero si es un problema la discusión sobre las tierras de Nación dentro de la Ciudad; esos proyectos primero deberían pasar por esta Legislatura” y aseveró que cree que “ese predio debería ser transferido a la Ciudad y que luego este distrito decida que hacer con esto”.

Asimismo, la diputada de Unidad Ciudadana Paula Penacca sostuvo que “nosotros venimos denunciando que este tipo de convenio son un cheque en blanco para la Ciudad y la falta de muchísimas especificaciones del futuro de este lugar” y cuestionó que “el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, hizo un anunció rimbombante para el marketing y en los papeles la realidad es otra: ¿cuál es la inversión?, ¿cuál es el recupero de la Ciudad?, ¿hay un futuro gran negocio inmobiliario en Devoto? estos aspectos tendríamos que tener en claro los legisladores en el convenio”.

“Nuestra posición es la de no habilitar este cheque en blanco para el Gobierno de la Ciudad”, agregó y sentenció que “además de lo material es la situación de los derechos humanos de los presos de Villa Devoto; el futuro de los vínculo familiares por las distancias con el otro establecimiento; otra preocupación es el futuro laboral y educativo de los detenidos; todo temas que nos preocupan y son cuestiones muy serias que quedan sin especificar”.

Además, el legislador de Mejor Ciudad Marcelo Depierro insistió en que “nos tenemos que dar, este cuerpo se debe dar, un amplio debate para los acuerdos, para los convenios entre la Nación y la Ciudad, acuerdo que son muchos” y detalló que “en este marco, no está especificado cuánto le va a acostar a la Ciudad este traslado y cuánto quedará de deudas; creo que a futuro hay que exigir al poder ejecutivo cuáles son los compromisos que se asumen desde Nación, desde la Ciudad y desde esta Legislatura”.

“Debemos ser cuidadoso con los recursos de la Nación y nos parece que no tener en cuenta cómo se moverán los recursos económicos hace una situación delicada para la economía local”, afirmó y completó que: “creo que el traslado de la cárcel es cerrar esta herida en Devoto, un barrio postergado y triste, y este traslado podrá poner en puesta en valor a este barrio; y como vecino del barrio adelanto mi voto favorable al proyecto”.

Por último, el diputado de Suma+ Leandro Halperín aseveró que “este es un tema que saca lo mejor y lo peor de nosotros: podemos discutir si es bueno o no tener una cárcel cerca de casa” ya que “tenemos que discutir un todo resolver qué se hace con los presos en la Ciudad, y tenemos que saber que se hace con el futuro de los terrenos donde está hoy la cárcel. También está el derecho de los vecinos a no vivir más con una cárcel en la puerta de sus viviendas”.

“Hay muchas dudas, es un combo de dudas, un tema muy importante es saber cuál es la política penitenciaria llevará adelante el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, continuará detrás del delito y la violencia como un estado bobo o será un estado fuerte en la prevención del delito”, sentenció.