BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 20 de marzo de 2019
NOTICIAS
Amadeo y Navarro debatieron sobre los planes sociales y la grieta
“El problema de la pobreza no es de ingreso únicamente, sino multidimensional”, sostuvo el diputado del Pro, que pidió reformar el sistema político.
7 de junio de 2018
Políticos y analistas debatieron sobre la pobreza, los planes sociales y "la grieta en la política" en el marco del XXI Encuentro Anual de ACDE. Fue este jueves durante un panel moderado por el politólogo, Marcos Novaro, del que participaron el diputado nacional de Cambiemos, Eduardo Amadeo, y el exdiputado provincial Fernando Navarro.

“La tolerancia y la no criminalización de la protesta fue popularizada con el kirchnerismo. Sirvió para subir los niveles de confianza en la policía, pero también así se perdió el control en la calle. Los planes sociales sirven para salir de situaciones de excepción. Se han transformado en una forma de reproducción de la exclusión”, señaló Novaro.

Para Novaro, “tenemos muchos déficits en nuestro sistema institucional. Las instituciones tienen pocos recursos y poca autoridad para tomar decisiones y hacer cumplir. La confianza esta muy fragmentada. Los pequeños emprendimientos políticos no colaboran en el largo plazo o en mecanismos institucionales”.

En la oportunidad, el diputado de Cambiemos Eduardo Amadeo afirmó que “el actual Gobierno llegó a poder con déficit y pobreza crónicos, una enorme tradición corporativa, y un Estado inútil, incapaz de resolver ninguno de estos temas”.

“Nos propusimos trabajar sobre crecimiento, estabilidad, gobernabilidad y cambios estructurales, sobre estos cuatro ejes. Esto tiene que ver con que para poder todos estos objetivos y las restricciones establecimos desde un principio una práctica de diálogo permanente”, explicó.

Frente a un auditorio de 300 personas, Amadeo se mostró “orgulloso” del Congreso, por cuanto “sacamos 180 leyes en minoría”, al tiempo que describió que “fue un Congreso ejemplar, abierto, discutiendo temas con gente que no nos quieren ver ahí”.

“Ese Congreso es un elemento central, el sistema ha funcionado. Todas las leyes se sacaron con una dinámica de diálogo y apertura. Es un espacio eficiente de la democracia. Ahí se vive democracia”, indicó el legislador del Pro.

Para Amadeo, “el problema de la pobreza no es de ingreso únicamente, sino multidimensional, empezando por la educación, el tema urbano (hay 4.000 barrios que son invivibles), de la familia, el embarazo adolescente, todo lo que constituye una estructura de pobreza que, al menos, hay una generación condenada”.

“No me gusta la palabra asistencialismo. Tenemos que asumir la asistencia social, como condición ética con nuestros hermanos y de la paz social. También es una condición para la salida de la pobreza. Es muy difícil que alguien mande a educar a sus hijos si tienen hambre”, agregó.

El diputado consideró que “nadie es feliz con la pobreza y con un plan”, por lo que sostuvo que “hay que actuar en consecuencia”. “Cuando hablamos de hacer cambios estructurales, asumimos que viviremos conflictos. No vamos a bajar el conflicto. El nivel de ausentismo, por ejemplo, en la educación bonaerense, es inaceptable. Lo mismo con otros sectores”, aclaró.

Amadeo admitió que “el sistema político hay que reformarlo”, aunque aclaró que “la reforma política que propusimos es importante. Tiende a pegarle duro a las cofradías que hay en la política territorial, para permitir que las votaciones sean más transparentes”.

“El camino es muy finito, en la cabeza de Patricia Bulrich está el recuerdo de Kosteki y Santillán. Es cierto que la gente tiene derecho a protestar, pero un muerto nos generaría un problema de convivencia. Tenemos que dialogar, aislar a los violentos y desde allí poder generar un nuevo ámbito para la construcción política”, cerró.

Por su parte, el dirigente del Movimiento Evita Fernando “Chino” Navarro, sostuvo que “estamos en una crisis muy grave. Nosotros pensamos que hay que trabajar para resolver la crisis, no agudizarla. Si como país pudiéramos ponernos de acuerdo sobre unas prioridades como el trabajo, la pobreza, la inseguridad y la educación, apuntando al bien común, no importaría cual sería el partido al poder por los próximos 20 años porque por lo menos tendríamos el bien común como objetivo”.

“La crisis es demasiado grande para dejarla en manos de los políticos. Necesitamos a todos los sectores, los empresarios, las iglesias, los movimientos sociales, porque la política no lo va a solucionar. En la política hoy no hay plan, no hay ideas, están todos en la coyuntura mirando las encuestas. Hoy no hay Estado”, subrayó.

Desde su óptica, “esta representación política está en crisis porque los políticos no representan a la base social, por eso hay un gran descreimiento en la política y que la gente sale a manifestar”.

“La pobreza estructural arranca en los 70 y hoy no hay voluntad de solucionar este problema. La manera de resolver la situación no es con planes sociales, es con trabajo. El plan divide y humilla, son 4500$. ¿Qué derecho tenemos de pedirle a la gente que no salga a la calle?”, amplió. Y continuó: “Este país necesita un millón de viviendas, sabemos las cloacas, veredas, rutas que hacen falta y este país necesita trabajo. La obra pública lo solucionaría”.

La actividad se realizó en el Sheraton de Retiro, donde participaron políticos, funcionarios y empresarios destacados. Santiago del Sel, presidente del encuentro, inauguró el evento que también reunió al ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, el exministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, el presidente provisional del Senado Federico Pinedo y el senador nacional del PJ Miguel Angel Pichetto.