BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 22 de junio de 2018
LEGISLATURA PORTEÑA
Nosiglia defendió la utilización de la boleta única de papel
Luego de que Evolución impulsará su propio Código Electoral en la Ciudad, el radical insistió en que esa manera de emitir el voto es “más segura y eficaz” y cuestionó la utilización de la boleta única electrónica.
11 de junio de 2018
Luego de que Evolución -el espacio liderado por Martín Lousteau- presentara en la Legislatura porteña su propuesta de Código Electoral, el diputado de Suma+ Juan Francisco Nosiglia defendió la boleta única de papel dado que consideró que es la manera “más segura y eficaz” de emitir el sufragio. Además, cuestionó la utilización de la boleta única electrónica, que es impulsada por el Gobierno de la Ciudad.

En ese sentido, el radical aseguró que el proyecto de Evolución “busca fortalecer la transparencia de las elecciones, la autonomía de la ciudad, el rol de los partidos y el principio de paridad; también incorpora el debate obligatorio y una fecha fija de elecciones para evitar la discrecionalidad”.

“El oficialismo propone derogar la obligatoriedad del Poder Ejecutivo de convocar a elecciones de Jefe de Gobierno y diputados de la Ciudad en fechas distintas a las establecidas por el Ejecutivo Nacional”, señaló y consideró que “el apuro por unificarlas responde a especulaciones puramente electorales que poco tienen que ver con mejorar el sistema electoral y, además, vulnera la autonomía de la Ciudad”.

Sobre esa línea, Nosiglia explicó que “el oficialismo insiste con la implementación de la boleta única electrónica, que no garantiza el secreto del sufragio y pone en peligro la integridad del sistema electoral” mientras que “la boleta única de papel es el sistema de votación más seguro y eficaz”.

Por otra parte, el diputado destacó que “es importante establecer la obligatoriedad de los candidatos a jefe y vicejefe de Gobierno y primer diputado a participar de debates que sean transmitidos por el Sistema de Medios Públicos de la Ciudad”.

“El oficialismo presentó un proyecto que está lejos de garantizar un régimen electoral autónomo y transparente. Es preciso solucionarlo con un debate que proponga normas que perduren en el tiempo porque cambiar las leyes según el antojo político del partido en el poder no hace más que disminuir los niveles de confianza de los ciudadanos en las instituciones”, sentenció.