BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 21 de agosto de 2018
NOTICIAS
“Los derechos humanos son progresivos”, proclamó Donda
En un enfático discurso que terminó con la consigna de los que defienden el aborto legal, sostuvo que los que se oponen al proyecto “no defienden las dos vidas”, sino que “penalizan a la mujer por defender la libertad”.
13 de junio de 2018
Ferviente partidaria de la legalización del aborto, la diputada Victoria Donda Pérez recordó haber jurado para el actual período que cumple como diputada con el pañuelo verde. Reivindicó el proyecto y celebró que pudiera haber llegado al recinto “por la fuerza de las mujeres que están afuera, y la decisión política valiente de traerlo al recinto y ponerlo en discusión”, reconoció.

La diputada de Libres del Sur destacó las instancias de salud, educación y despenalización que contiene el proyecto original de la campaña a favor del aborto, al que le agregaron el inciso correspondiente al plazo de 14 semanas para la interrupción del embarazo, señaló.

Se preguntó por qué es tan difícil discutir el tema del aborto, habiendo tantas cosas en las que los argentinos han logrado ponerse de acuerdo. Citó el caso del trasplante de órganos, un tema en el que “nos pusimos de acuerdo en que ante la ausencia de actividad cerebral existe la muerte”. Luego refirió la ley de Fecundidad Asistida, y se preguntó si los diputados que rechazan el aborto impulsaron acaso una denuncia contra los médicos que desechan los embriones congelados.

“En un estado de derecho, los derechos humanos son progresivos”, destacó, preguntándose por qué “es tan difícil que podamos sancionar una ley que le reconozca este derecho a la mujer”.

Tras alertar sobre “un gen autoritario” que le adjudicó a las mujeres, y remarcó que la discusión es entre aborto legal y aborto clandestino. “Lo que estamos discutiendo es la clandestinidad”, apuntó, rechazando que desde la otra vereda se defendieran las dos vidas. “Defienden el status quo”, enfatizó. “No defienden las dos vidas, penalizan a la mujer por defender la libertad”, señaló, y terminó coreando la consigna: “Aborto legal para no morir, anticonceptivos para no abortar”.