BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 19 de noviembre de 2018
NOTICIAS
“Vamos a destruir la vida de un ser indefenso”, advirtió Ivana Bianchi
La diputada puntana pidió defender a “los más débiles” y aseguró que está demostrado que a las doce semanas el embrión/feto tiene sensibilidad.
13 de junio de 2018
Declaradamente en contra del proyecto que legaliza el aborto, la diputada nacional Ivana Bianchi advirtió que “estamos entrando como sociedad en una etapa de desprecio incontrolable por la vida humana”, y se preguntó “cómo puede ser que el derecho a la vida, raíz y fundamento de todos los demás derechos, sea cuestionado y pisoteado con tanta facilidad”.

La diputada puntana advirtió que con la aplicación de este proyecto “vamos a destruir una vida de un ser totalmente indefenso. Vamos a destruir a un ser único e irrepetible”. Salió en defensa de “los más débiles” y dijo no creer que con este proyecto nos vayamos a convertir en “una nación adelantada”, sino, por el contrario, “vamos a ser una nación donde el más fuerte tiene el derecho por sí, y donde el más débil no puede resistir a esa decisión”.

“Todos sabemos que en un aborto existen dos víctimas -agregó-. La primera es la mujer, que va a ser herida en su cuerpo y también en su alma; los segundos, los niños no nacidos; los grandes beneficiarios, los hombres que no se quieren hacer cargo y los lobistas empresariales abortistas”.

La presidenta del bloque Unidad Justicialista aseguró que “estamos debatiendo la muerte de un ser indefenso”.

En su discurso, Bianchi expuso elementos científicos exhibiendo un estudio según el cual aseguró que el embrión/feto siente dolor ante prácticas invasivas. “A las doce semanas de gestación por un acto reflejo hay una respuesta en el músculo que genera una contracción; en el estudio se describe que dentro de las primeras semanas el feto tiene fibras sensitivas y neuronas, que recepta por medio de la médula espinal percepciones sensitivas. Podemos hablar entonces de que hay mecanismos receptores con el dolor”, concluyó.

Al terminar, Bianchi sostuvo que “las muertes maternas no se solucionan con la eliminación y la disminución de los comensales, sino con el aumento del pan y su justa distribución”.