BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 22 de septiembre de 2018
COYUNTURA
Tras la secuela de la tormenta cambiaria
La Casa Rosada busca dar más apoyo al sector productivo, especialmente a las Pymes, para brindar mayor estabilidad económica. El objetivo es bajar la inflación.
4 de julio de 2018
Tras la persistente volatilidad del mercado cambiario, el Poder Ejecutivo está lanzando nuevas herramientas para apuntalar al sector productivo, mientras busca una mayor estabilidad en el mercado cambiario, tras casi tres meses fatídicos que impactarán en una inflación cercana al 30 por ciento este año y casi cero crecimiento económico.

Justamente, fuentes del gabinete destacaron a parlamentario.com que el primer objetivo es mantener la fuente de financiamiento de las pymes y las líneas de crédito para el consumo.

Y precisamente, con respecto a las Pymes, se dice que hay buenas perspectivas para lanzarse un acuerdo con 12 bancos públicos para descontar cheques de hasta 90 días a Pymes a una tasa final del 29 por ciento.

El monto total que destinarán los bancos será de 26.000 millones de pesos.

“Estamos acompañando a las Pymes en esta etapa. Vamos a poner todas las herramientas del Estado para estar junto a ellas en este camino para que sean más competitivas, y el financiamiento es clave para encarar este desafío”, sostuvo el ministro de Producción, Dante Sica.

El ministro resaltó “la contribución de la banca pública para ayudar a las PyMEs a financiar su capital de trabajo a tasas competitivas y, por tanto, a fortalecer la cadena de pagos durante la coyuntura”.

Sica destacó, además, que este anuncio está en línea con las metas fiscales establecidas por el Ministerio de Hacienda, en el marco del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Las entidades bancarias otorgarán a sus clientes Pymes una tasa bruta máxima de 32%, y el Ministerio de Producción bonificará tres puntos porcentuales, por lo que la tasa neta será del 29%.

Paralelamente, en el gabinete económico aseguran que se está trabajando también con entidades financieras públicas y privadas para ampliar las líneas de crédito preferenciales para el consumo y de hecho se comenta que a partir de este mes se van a dar a conocer anuncios en ese aspecto.

Asimismo, en el gabinete económico sostienen que paulatinamente el mercado cambiario empieza a tomar parámetros para encontrar un punto de equilibrio y de esa manera iniciar una etapa de mayor estabilidad.

Para ello, el equipo económico decidió llevar a cabo mayor coordinación entre el Ministerio de Hacienda y el Banco Central para buscar más coordinación.

“Estamos mejorando la sintonía fina entre Hacienda y el Banco Central para llevar adelante una las licitaciones de dólares y buscar la estrategia y los momentos oportunos para entrar en el mercado”, comentó uno de los funcionarios del gabinete económico.

Y pese a que hubo algunos mensajes contradictorios en cuanto a cómo apuntalar la recaudación y desalentar los viajes al exterior, el mismo funcionario resaltó que “si bien se ha evaluado, por ahora no se decidió que sea necesario aplicar algún tipo de impuesto al turismo”.

“Claramente lo que vamos hacer es profundizar la estrategia de licitaciones”, agregó el mismo funcionario.

Sin dudas que la tormenta cambiaria dejó secuelas complicadas para la economía argentina. De allí es que es primordial que se puedan mejorar los números de la balanza comercial, de la cuenta corriente del país y la situación fiscal como elementos coyunturales esenciales para fomentar un mayor crecimiento y menor inflación.