BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 23 de septiembre de 2018
NOTICIAS
En el Día de la Independencia, la oposición protestó contra el acuerdo con el Fondo
Con fuerte presencia kirchnerista, pero también participación de otros sectores, la fecha patria fue aprovechada para cuestionar las políticas del Gobierno.
9 de julio de 2018
En el marco de las movilizaciones convocadas por el Día de la Independencia, la oposición más dura se mostró para criticar fuerte al Gobierno nacional, utilizando como leit motiv la consigna “La Patria no se rinde”.

El acto tuvo lugar en la 9 de Julio, con gran protagonismo de los actores cercanos al kirchnerismo, dos de los cuales -Gerardo Romano y Carolina Papaleo- leyeron el documento muy crítico contra el Gobierno, en el que hubo referencias al acuerdo con el Fondo, al ajuste de tarifas, la legalización del aborto, el ARA San Juan y hasta Santiago Maldonado.

Romano manifestó la consternación que embargaba a los convocantes y destacó que “la patria no se rinde, la patria esta en peligro, y no se rinde ni se vende”, para pedir romper “las cadenas que nos impone el acuerdo de Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional que solo nos asegura una miseria planificada”.

Carolina Papaleo habló de la reforma laboral: “Rompamos las cadenas del ajuste sobre las tarifas de los servicios públicos, el Gobierno pretende que nosotros financiemos las ganancias de las empresas cuyos gerentes asaltaron el Ministerio de Energía, hay que frenar el tarifazo”.

Declaró que “Macri ha llegado al gobierno mintiendo, traicionó hasta a sus propios votantes, defendamos la política como la única herramienta transformadora, somos un pueblo digno que debemos ejercitar la memoria y seguir luchando para alcanzar la independencia”.

El acto contó con gran presencia de La Cámpora, con especial protagonismo de su líder, Máximo Kirchner, quien no dudó en tomarse fotografías con todo aquel que se lo pide.

El hijo de Cristina y Néstor Kirchner sostuvo que “el problema del FMI es que las decisiones que se toman afuera del país nunca pueden ser buenas para los argentinos y las argentinas”.


El jefe del bloque kirchnerista, Agustín Rossi -precandidato presidencial de ese espacio-, expresó por su parte que “no hay patria libre con un gobierno que aplaude al Fondo Monetario Internacional. Desde que nos gobierna Macri somos cada vez menos libres, y remarcó que “hoy gran parte del pueblo sale a la calle para decirle no al FMI y a la venta de nuestra soberanía”.

Por su parte, el diputado Felipe Solá manifestó que “los argentinos merecemos un gobierno que se anime a encontrarse con quienes lo critican y le hacen demandas. Para gobernar una crisis se necesita coraje”.
Solá, quien participó e la marcha contra la intervención del FMI, utilizó esas expresiones para manifestar su desacuerdo con la decisión del presidente Macri de no asistir al Tedeum en la provincia de Tucuman.

Asimismo estuvo junto a su compañero de bancada Facundo Moyano en Plaza de Mayo junto a los familiares de los tripulantes del submarino ARA San Juan, cantando el Himno Nacional y compartiendo chocolate caliente.

“En el #DíaDeLaIndependencia, Dujovne está en Nueva York de rodillas ante los banqueros, prometiendo que vamos a cumplir el plan del FMI. Mientras tanto, en las calles, la Patria está viva, la Patria está de pie, #LaPatriaNoSeRinde”, tuiteó por su parte la diputada Lucila Masín.

El Movimiento Evita marchó junto a referentes de los movimientos populares y de fuerzas políticas que integran el espacio En Marcha bajo el lema “La Independencia no se negocia. La única deuda es con el Pueblo. No al FMI”. También participaron de la columna dirigentes como Felipe Solá y Daniel Arroyo.


“Marchamos contra el saqueo, contra el hambre y contra el Fondo. Para resistir unidxs y derrotar la ofensiva neoliberal. Este Día de la Independencia reafirmamos nuestro compromiso de construir la unidad necesaria para defender la Patria”, expresó el diputado nacional Leonardo Grosso, para quen “Macri intenta entregar la independencia argentina al FMI porque no es sólo un préstamo como lo quieren vender sino que es la entrega del control político y económico a un organismo que destruyó todos los países en los que estuvo. El Gobierno tiene que entender el rechazo social hacia el FMI y la urgencia de tratar el acuerdo firmado en el Congreso Nacional y no de espaldas a la sociedad”, agregó.

“El aumento del costo de vida, en particular de los alimentos, golpea sobre todo a los sectores más vulnerables, poniendo en riesgo la salud y la vida de nuestros compañeros y compañeras. Vemos como se pagan tasas usurarias a los sectores financieros, se defiende a rajatabla las ganancias de los que más tienen y se destruye el empleo. El peso de la crisis lo cargan los más pobres porque en las barriadas populares avanza el hambre y la droga, no hay trabajo y la situación se vuelve cada día más grave”, remarcó la diputada provincial Patricia Cubría.

Por su parte, el diputado nacional (MC) Carlos Heller, presidente del Partido Solidario, expresó: “Existieron y existen dos modelos de país, uno entregado a las corporaciones y profundamente desigual y otro soberano, justo e independiente. En tiempos de retrocesos en términos de derechos político-económicos, sociales y culturales, es necesario retomar los idearios de los padres de nuestra primera Independencia. Estamos esperanzados en la construcción de un país democrático, soberano e inclusivo que le ponga un límite a los condicionantes que intentará imponer el FMI”.