BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 22 de septiembre de 2018
NOTICIAS
Pedro Cahn: “Nadie defiende más la vida que quienes pugnamos por el aborto legal”
Con una enfática defensa del proyecto aprobado en Diputados, el representante de la Fundación Huésped dijo que “mirar para otro lado es ser parte del problema”.
10 de julio de 2018
“Nadie defiende más la vida que quienes pugnamos por el aborto legal”, sostuvo este martes Pedro Cahn, representante de la Fundación Huésped, el primero de los expositores en manifestarse íntegramente a favor del proyecto aprobado en la Cámara de Diputados.

Ante el plenario de comisiones de Salud, Justicia y Asuntos Penales, y Asuntos Constitucionales del Senado, Cahn relató su experiencia como médico de terapia intensiva del Hospital Fernández durante casi diez años.

“Allí vi morir decenas de mujeres por complicaciones de abortos inseguros. Las que tuvieron suerte salvaron su vida, pero muchas de ellas quedaron sin la posibilidad de ser madres en un futuro, ya que la extirpación del útero suele ser el recurso heroico para evitar la muerte por gangrena”, lamentó.

Cahn indicó que “tanto el HIV como el aborto están vinculados a los derechos y a la sexualidad” y consideró que “mirar para otro lado sobre un tema que existió, existe y existirá, es ser parte del problema”, ya que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay “25 millones de abortos clandestinos en el mundo cada año”.

El especialista observó que “cuando una mujer decide interrumpir su embarazo, queda sólo una vida por proteger: la de la mujer. La diferencia es si lo hará en condiciones seguras o si la condenamos por pobre y excluida a la muerte”.

También desmintió que con esta ley el aborto sea utilizado como un método anticonceptivo más. “Las mujeres no sólo accederán a una práctica más segura y cubierta por el sistema de salud; también podrán acceder a métodos anticonceptivos que permitan evitar un embarazo no deseado”, dijo.

El representante de la Fundación Huésped dio las razones por las que se habilita el aborto hasta las 14 semanas: “Se cuentan desde la fecha de la última menstruación. La mujer notará el embarazo recién a partir de la semana cuatro, con lo cual el plazo previsto en la ley equivale como máximo al primer trimestre del embarazo. Si acortamos el plazo, menos mujeres -fundamentalmente las más pobres, que son las que más tardíamente conocen su estado- van a poder acceder a la práctica”.

“Además, seamos claros: cuando una mujer decide interrumpir su embarazo, quiere hacerlo lo antes posible”, acotó Cahn.

A su vez, rechazó que no se puedan afrontar los costos del aborto legal o que el sistema de salud no esté preparado, y aclaró que son mayores los costos para atender las complicaciones post aborto clandestino, como sepsis, peritonitis, perforación de útero o sangrado.

“Nadie defiende más la vida que quienes pugnamos por el aborto legal, seguro y gratuito. No promovemos el aborto: promovemos su legalización para que no sigan muriendo las mujeres más desposeídas”, concluyó el médico.