BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 21 de septiembre de 2018
NOTICIAS
El presidente recibió a la familia de Justina en la Rosada
A menos de una semana de que se aprobara la ley para el trasplante de órganos en el Congreso, Macri se reunió con los padres y hermanos de la niña, en presencia de dos legisladores clave para su aprobación.
10 de julio de 2018
El presidente Mauricio Macri recibió este martes en la Casa de Gobierno a los padres de Justina Lo Cane, Ezequiel y Paola, quienes concurrieron a visitarlo junto a Ceferino y Cipriano, hermanos menores de la niña de 12 años fallecida el 22 de noviembre del año pasado cuando se encontraba en lista de espera para un trasplante de corazón. También participaron de la audiencia el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein; el senador Juan Carlos Marino y el diputado Daniel Lipovetzky.

En su discurso del lunes en Tucumán, el presidente celebró la aprobación por unanimidad de la ley Justina para el trasplante de órganos. La norma fue aprobada el miércoles pasado en un clima de profunda sensibilidad y con un nivel de coincidencias pocas veces visto, por unanimidad -202 votos-. La ley reemplaza a la actual Ley 24.193 de Trasplante de Órganos y Tejidos, y que convierte en donante a toda persona mayor de 18 años, salvo que exprese su oposición.

Los padres de Justina Lo Cane presenciaron la sesión del miércoles pasado junto al impulsor del proyecto, el senador radical Juan Carlos Marino. El encuentro con el presidente Mauricio Macri sirvió para interiorizarlo sobre la normativa que Marino calificó como "un cambio de paradigma", ya que el primer mandatario tendrá que promulgarla en los próximos días.

Macri, quien manifestó su apoyo a la Ley y el reconocimiento por el trabajo del Congreso que la sancionó de forma unánime y en breve tiempo, los recibió alrededor de las 17 en la Casa Rosada y felicitó a Paola y Ezequiel Lo Cane por el esfuerzo que hicieron para promover esta ley pese a la dura pérdida de su hija de 12 años hace tan pocos meses. El presidente conversó acerca de los pormenores de la normativa, tanto jurídicos como económicos, para su implementación.

La denominada "Ley Justina" tiene por objeto regular las actividades vinculadas con la obtención y utilización de órganos, tejidos y células de origen humano en la Argentina. A partir de su promulgación, todos los argentinos mayores de 18 años serán donantes presuntos salvo que expresen su voluntad de no serlo, liberando así a los familiares de tener que tomar la decisión en un momento tan doloroso como es la muerte de un ser querido y siguiendo el deseo individual de cada ciudadano.

Para ello, la normativa prevé que los establecimientos de salud habilitados a este fin cuenten con servicios destinados a la donación, que permitirán detectar, evaluar y tratar al donante. "Además, el Incucai tendrá un piso del 20 por ciento de su presupuesto para capacitación, porque las ablaciones exitosas son aquellas en las que no se pierde un instante de tiempo y en las que se adaptan a las nuevas tecnologías", explicó Marino.

"Ahora hay más de 10 mil personas que están esperando un trasplante que pueden tener su oportunidad -agregó el senador nacional- y con esta ley tendrán más probabilidades de recibirlo".