BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 17 de octubre de 2018
COYUNTURA
Otra apuesta y van...
En el gabinete económico estiman que recién a partir de octubre el Banco Central podría iniciar la baja en la tasa de interés. Buscan garantizar líneas de financiación a las Pymes.
18 de julio de 2018
Tras el desborde inflacionario de junio, con un IPC del 3,7%, acumulada en el primer semestre en un 16%, en el gabinete económico ven casi imposible bajar la tasa de interés en este momento y recién hacia fines de septiembre o principios de octubre el Banco Central podría esbozar algún indicio en ese sentido.

Un funcionario del gabinete económico nacional puntualizó que justamente se hizo esa previsión teniendo en cuenta la trayectoria del índice de precios, producto de la fuerte devaluación.

“Creemos que los efectos del ajuste del tipo de cambio en la devaluación pegó muy duro en junio, está golpeando en julio, pero consideramos que para agosto ese efecto se va a empezar a diluir, con lo cual se podría pensar a partir de septiembre en una baja de la tasa que aplica el Banco Central”, resaltó el funcionario del Ministerio de Hacienda de la Nación.

La tasa de política monetaria del Banco Central se ubica en el 40 por ciento, una cifra notablemente elevada que se sitúa incluso por encima de la proyección de inflación del 30 por ciento para este año.

El extitular de la autoridad monetaria, Federico Sturzenegger, decidió aumentar la tasa del 33 al 44 por ciento hacia mediados de mayo, como una forma de generar herramientas que pusieran freno a la notable corrida cambiaria que se vivió en esos días.

“Es imposible con una economía inestable como la que hemos tenido bajar la tasa de interés en este momento. Sabemos que indudablemente esto tiene un costo, pero creemos que a partir de una mayor estabilidad y un nivel inflacionario que empezará a bajar a partir de agosto allí habrá un panorama más claro para después promover algún tipo de reducción”, resaltó el mismo funcionario.

El nivel de la tasa de interés es motivo de fuertes quejas por parte de distintos sectores industriales y comerciales del país, quienes consideran que es prácticamente imposible poder acceder al financiamiento.

Hace dos semanas funcionarios de Hacienda estuvieron reunidos con ejecutivos de la Unión Industrial Argentina (UIA) y de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y ambas entidades elevaron la voz de alerta por la altísima tasa de interés del Banco Central que repercute en todo el sistema financiero.

Atento a esto, fuentes del Gobierno comentaron que el ministro de Producción, Dante Sica, está trabajando arduamente en diferentes áreas para asegurar la cadena de pagos de las pequeñas y medianas empresas y también para buscar la forma en que las mismas puedan acceder a líneas de financiación más viables.

A su vez, diversos economistas coinciden en que -por ahora- no es el momento para que el BCRA baje la tasa, pero advierten que tampoco se puede prolongar mucho en el tiempo esos niveles de intereses.