BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 16 de agosto de 2018
INFORMES
El Senado sancionó leyes clave para el Gobierno en la primera parte de 2018
El nuevo régimen de Compre Argentino y las normas sobre desburocratización del Estado estuvieron entre los proyectos aprobados por la Cámara alta. Hubo ocho sesiones, igual cantidad que el año pasado para el período que va de marzo a julio.
20 de julio de 2018
Por Melisa Jofré

Con la sanción de leyes clave para la gestión de Mauricio Macri, el Senado de la Nación tuvo en la primera parte del año un total de ocho sesiones, de las cuales cuatro fueron ordinarias y cuatro de carácter especial -dos de ellas informativas, para recibir a Marcos Peña-. Cabe señalar que no se contabilizan aquí la sesión preparatoria y la Asamblea Legislativa del 1ro. de marzo.

Comparado con 2017, en el período comprendido entre marzo y julio, la Cámara alta mantuvo un idéntico ritmo de trabajo dentro del recinto, según se desprende de un balance realizado por la Fundación Directorio Legislativo.

De acuerdo a un análisis detallado de parlamentario.com, los senadores convirtieron en ley ocho proyectos: el nuevo régimen de Compre Argentino, el nuevo régimen de subrogancias, las tres iniciativas que reemplazaron al DNU 27/18 de desburocratización y simplificación del Estado y la creación de dos Parques Nacionales.

Además, la oposición se alzó con la aprobación de la ley para limitar los “tarifazos” pero que, finalmente, fue vetada por el presidente horas después. En tanto, unos 19 proyectos recibieron media sanción y fueron girados a la Cámara baja.



En su primera sesión del año, los senadores avanzaron con una ley pedida por Mauricio Macri en su mensaje al Congreso: la de Financiamiento Productivo (reforma del Mercado de Capitales). En su carácter de cámara revisora, el Senado le introdujo cambios al texto y lo devolvió a Diputados, donde finalmente se sancionó en mayo.

Durante abril, salió por unanimidad -49 votos positivos- la ley que creó el nuevo régimen de Compre Argentino en el que, entre otras cosas, se ampliaron los márgenes de preferencia sobre bienes de origen nacional, para las compras que realiza el Estado, del 7% al 15% para las PyMEs, y del 5% al 8% para las grandes empresas.

En ese mismo mes, y también con el aval de todo el pleno, se convirtió en ley un nuevo régimen de subrogancias en los tribunales inferiores del Poder Judicial nacional, un proyecto consensuado entre oficialismo y oposición que había venido de la Cámara baja. La actual ley reemplazó así a la norma aprobada durante el kirchnerismo, que había sido declarada inconstitucional en 2015 por la Corte Suprema de Justicia.

Una de las sesiones más destacadas del primer semestre fue la del 30 de mayo, extendiéndose hasta la madrugada, con la sanción de la ley de emergencia tarifaria para limitar los “tarifazos”, vetada horas después por el presidente.

Pese a los ultimátum que el peronismo no K, liderado por Miguel Pichetto, le dio a Cambiemos para que presentase una propuesta alternativa, la oposición se unió y logró imponerse en el recinto con 37 votos a favor y 30 en contra sobre la iniciativa que el justicialismo y el massismo idearon en Diputados. En la previa de esa reunión, el líder del interbloque Argentina Federal criticó que desde el oficialismo “nunca hubo una propuesta seria” ni “la voluntad de avanzar en un acuerdo razonable”.

También esa noche, pero sin debate, el Senado convirtió en ley los tres proyectos en los que se había partido el mega DNU 27/18 de desburocratización y simplificación del Estado -en las áreas de Desarrollo Productivo, Desarrollo de la Infraestructura y la Administración Pública Nacional-, y que el Gobierno debió enviar al Congreso por la controversia que generó al modificar numerosas normas, a través de esa vía, en pleno mes de enero.

Casi un mes después, el 27 de junio, la Cámara alta tuvo una nueva sesión en la que se abocó a resolver otra polémica: la decisión de los giros que la vicepresidenta Gabriela Michetti le dio a la media sanción sobre despenalización y legalización del aborto. A mano alzada, el pleno resolvió retirar de la discusión a la Comisión de Presupuesto y Hacienda y, por otra parte, fijar el 8 de agosto como el día de la votación.

En su último encuentro antes del receso invernal, los senadores avalaron con 46 votos positivos y 11 en contra un proyecto consensuado sobre comunicaciones convergentes. El corazón de la iniciativa, enviada por el Ejecutivo pero modificada en comisiones, busca que las compañías telefónicas puedan insertarse en el mercado del cuádruple play, esquema por el cual todos los operadores de telecomunicaciones podrán ofrecer telefonía fija y móvil, Internet y TV paga. Ahora será el turno de la Cámara baja.

Las rondas de consultas por la ley de interrupción voluntaria del embarazo y un plenario de comisiones para tratar proyectos sobre extinción de dominio (hay una media sanción que perderá estado parlamentario si no se trata este año), son las actividades que provocaron que no haya una parálisis total de dos semanas en el Senado.

Cuando comience agosto, la Cámara alta se encontrará abocada a la firma de los dictámenes sobre el aborto legal y, como se dijo anteriormente, el 8 de ese mes será el día de otra sesión histórica en el Parlamento. Las posturas a favor, en contra, pero también “intermedias” -proponiendo modificaciones a la media sanción- convierten en incierto el destino que la iniciativa tendrá y los números que arrojará el tablero dentro el recinto.

Para el segundo semestre, se espera que los senadores avancen con el proyecto sobre regularización dominial y urbanización de más de 4.000 barrios populares, asentamientos y villas de todo el país -que ya recibió luz verde en Diputados-. Además, la discusión por el Presupuesto 2019 estará en el centro de la escena en ambas cámaras.