BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 16 de agosto de 2018
PASOS PERDIDOS
Una pelea jujeña llevada al recinto
8 de agosto de 2018
En el inicio de la sesión, el senador jujeño Guillermo Snopek presentó una cuestión de privilegio por supuestas “amenazas y calumnias” que le habría propinado el gobernador de su provincia, Gerardo Morales. El legislador del bloque Justicialista expresó que eso se completó con un llamado telefónico de parte del gobernador, con el que aclaró que hasta ahora tenía buen diálogo. En esa conversación telefónica, Snopek dijo que Morales le manifestó que si se metía con su mujer, eso lo habilitaba a él a meterse con su familia.

Snopek se refirió a publicaciones periodísticas y luego habló de los cambios en la justicia jujeña implementados a partir de la llegada de Morales al poder, como así también la sanción de una Ley del Ministerio Público Fiscal, y la destitución del defensor del Pueblo. “Todo va concatenado a esto”, afirmó Snopek, que concluyó hablando de un artículo periodístico en el que se habló de las supuestas contradicciones suyas, “donde se me quiere imputar una historia armada haciendo una imputación penal con respecto a un pretendido aborto con mi hija mayor”.

Cuestionó por último “el uso del sistema judicial para uso privado o uso político”, que a su juicio “dejan en evidencia que por primera vez en democracia que el estado de derecho en Jujuy no existe”.

Minutos más tarde, cuando ya se debatía el tema del aborto, pidió la palabra la senadora Silvia Giacoppo para presentar una cuestión de privilegio “porque se han tocado los intereses de mi provincia”, y ante los gritos de sus pares aclaró que no era “extemporáneo” su pedido, pues “se han planteado cuestiones personales y se atacó a la provincia que represento. Tengo que defender la República y el accionar de la justicia de mi provincia”. Ante ello, Federico Pinedo aclaró que “acá no defendemos los privilegios de la provincia, sino los personales o del cuerpo”, y enfatizó que “las cuestiones de privilegio no se discuten”.

Giacoppo insistió luego que su par Snopek al hablar de la justicia de su provincia había planteado “una cuestión netamente personal y familiar".