BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 15 de diciembre de 2018
NOTICIAS
Fiore fustigó con dureza al ministro de Salud
En su discurso, la senadora salteña fustigó especialmente a Adolfo Rubinstein, al que calificó como “pobre ministro”.
8 de agosto de 2018
La salteña Cristina Fiore, una de las más férreas antiabortistas, criticó duramente al ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, al remarcar que “nos mintió a todos” cuando expuso en la Cámara alta y dijo no recordar si había realizado el juramento hipocrático.

La legisladora consideró “desopilante” el artículo 3 del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo al establecer no lo que es delito, sino lo que no es delito. “Debe ser el primer Código Penal en el mundo donde se empiezan a incluir conductas que no son delito”, precisión.

“No es delito el aborto realizado con el consentimiento de la mujer”, mencionó la senadora, que precisa que “no es delito el aborto realizado con el consentimiento de la mujer y de más. O sea, fíjese la locura: hasta las 14 semanas es un derecho, y el médico está obligado a hacer el bajo pena de prisión. Después de las 14 semanas es delito, y el médico va a tener prisión si hace lo que antes estaba obligado a hacer bajo pena de prisión… O sea, una locura”.

Pero agregó que eso no termina ahí, pues se establece que el aborto realizado con el consentimiento de la mujer, que trajera como consecuencia la muerte de la mujer, no tiene agravante. “En el Código Penal actual obviamente que tiene agravante, acá no, no hay agravante. No se si se olvidaron o si quisieron dejar la pena…”, deslizó.

Fiore Viñuales hizo especial hincapié durante su alocución en pegarle al ministro de Salud. Luego de enumerar una serie de datos aportados por Adolfo Rubinstein en su visita al Senado que ella puso en duda, lo tildó de “pobre ministro”. “Y digo pobre, no solamente porque su exposición fue lamentable, sino que más lamentable fue que no se acordara si había hecho su juramento hipocrático”, recordó, remarcando que se lo había preguntado el senador Dalmacio Mera, ante lo cual Rubinstein señaló que “no se hace más”.

“Nos mintió a todos”, recalcó, recordando que en ese juramento se habla de “tener absoluto respeto por la vida humana desde el mismo instante de la concepción”. De ahí que concluyera que si no se acuerda de eso, “no se en qué estado de memoria estará para darlos”.

Luego la emprendió contra el Gobierno al señalar que en el presupuesto del Ministerio de Educación de la Nación, en educación sexual integral, se le asigna a esa área el 0,01%. Y en el caso del Ministerio de Salud, el 0,4% a la provisión de métodos anticonceptivos. “Si con estas cifras tan paupérrimas que lo que menos demuestran es la preocupación de las autoridades por este tema se ha logrado disminuir en un 20% la morbilidad materna y más de un 53% la mortalidad, ¿por qué no seguimos en todo caso por este camino?”, se preguntó.

Consideró que “la principal causa de la muerte de las mujeres es la pobreza”. Para ella, “este proyecto de ley no va a las causas; este proyecto de ley no va a las raíces del embarazo no deseado. “No es empoderar a la mujer permitirle el aborto”, sostuvo la senadora Fiore, para quien “empoderar a la mujer es darle educación, salud como corresponde, darle los elementos para que ejerza libremente su vida”.