BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 18 de diciembre de 2018
NOTICIAS
Pilatti Vergara llamó a terminar con la “hipocresía”
La senadora chaqueña subrayó que en el Chaco durante 2017 se registraron 1880 casos de mujeres atendidas con gravísimas consecuencias de esa práctica y criticó a los sectores “conservadores y retrógrados, que no están a la altura de los avances culturales de los pueblos”.
8 de agosto de 2018
En el marco del debate por la interrupción voluntaria del embarazo y al momento de argumentar su voto, la senadora por el Chaco María Inés Pilatti Vergara expuso sobre la cruda realidad que atraviesan muchísimas mujeres ante esta problemática y llamó a acabar con la “hipocresía” que abunda entre los sectores conservadores que se oponen a la legalización del aborto.

La legisladora subrayó que su postura sobre el aborto legal cambió a lo largo del tiempo, puntualizando que “las dudas e inquietudes que en su momento tenía respecto al tema fueron despejadas primero por mis propios hijos”, dijo, destacando además el esfuerzo hecho por “miles de mujeres que a lo largo y ancho del país que han levantado esta bandera y militado este tema”. “Fueron ellos los que me abrieron la cabeza, el corazón y los ojos para que pueda entender este tema en su real complejidad”, apuntó.

Asimismo, Pilatti Vergara subrayó la importancia de las exposiciones que llevaron adelante ante los legisladores los distintos especialistas, señalando que las mismas “nos ayudaron a fortalecer la idea que teníamos sobre el tema, y despejaron muchísimas dudas”.

Citando a Juana Garay, presidenta del Centro de Estudiantes del colegio Nacional Buenos Aires, Pilatti Vergara pidió a sus pares entender que “no estamos legislando para nosotros sino para los y las jóvenes” y si bien expresó su respeto a aquellos que se oponen a la iniciativa por convicciones religiosas invitó a legislar desde una perspectiva que priorice la salud pública y el derecho de la mujer. “Yo soy católica, creo en Dios y en la virgen, pero mi relación de fe, yo la manejo sin intermediarios ni falsos intérpretes”, puntualizó.

En esa línea, y frente a las presiones del lobby eclesiástico, desde el cual se la amenazó incluso con la excomunión, la chaqueña afirmó que se trata de los mismos sectores que se opusieron cada avance en materia de derechos civiles impulsado a lo largo del tiempo. “Así como hoy parte de la mayoría eclesiástica se oponen a esta ley, también fueron estos sectores conservadores y retrógrados, que no están a la altura de los avances culturales de los pueblos, los que se opusieron oportunamente a las leyes de divorcio, matrimonio igualitario, a las leyes de educación sexual en las escuelas y a la ley de salud reproductiva”, recordó la senadora.

La senadora no dejó de lado el doble discurso que generalmente se esgrime desde los sectores antiderechos, observando la insuficiencia o, en la mayoría de los casos, inexistencia de educación sexual y políticas sanitarias de salud reproductiva en las provincias pobres. “Los quiero ver en los centros de salud del impenetrable chaqueño si es tan fácil conseguir profilácticos y métodos anticonceptivos para que nuestras mujeres y nuestras niñas no queden embarazadas. Quiero ver si me pueden asegurar que en todos los establecimientos educativos del país se dan clases de educación sexual”, se preguntó.

A ese respecto, Vergara detalló que en Chaco solamente durante 2017 se registraron 1880 casos de mujeres que fueron atendidas en hospitales públicos con gravísimas consecuencias de abortos clandestinos, y que nueve de ellas murieron.

“Basta de hipocresía”, reclamó la legisladora y preguntó a sus pares “¿Vamos a seguir dejando que se nos mueran nuestras mujeres, que lleguen a los hospitales públicos con hemorragias, con úteros perforados por malas prácticas clandestinas, que le impiden no solo tener ese embrión, sino tener un su vida un hijo buscado, cuidado, querido, protegido y soñado?”.

Por último, Pilatti Vergara invitó a los demás senadores a actuar en función de su conciencia y remarcó “Con ley, los abortos serán cuidados, con pastillas y en servicios de salud. Sin ley los abortos seguirán siendo clandestinos, quirúrgicos y riesgosos”.