BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 16 de diciembre de 2018
COYUNTURA
El objetivo ahora es reforzar las reservas
El Gobierno busca caminos para lograrlo, como así también asegurar fuentes de financiamiento para todo el año 2019.
22 de agosto de 2018
Tras cuatro meses de volatilidad cambiaria y continuidad de desconfianza de los mercados sobre la Argentina, el Gobierno analiza reforzar las reservas monetarias y a la vez conformar un colchón financiero que permita no tener que recurrir al financiamiento en el mercado por lo menos hasta fines de 2019.

Fuentes del gabinete económico nacional, más precisamente del Ministerio de Hacienda, comentaron que el Banco Central está trabajando con algunos bancos externos la conformación de acuerdos swaps (complementación) de monedas, que permitan reforzar las reservas de la autoridad monetaria.

En este momento, las reservas monetarias se ubican en casi 55 mil millones de dólares, pero hay que considerar que estaban en 63 mil millones de dólares cuando arribó hace casi dos meses el primer desembolso del Fondo Monetario Internacional (FMI) por el acuerdo stand by.

La crisis de la devaluación y el esfuerzo del Gobierno por estabilizar el tipo de cambio implicaron en poco tiempo perder unos 6.500 millones de dólares de las reservas. De allí es que en la última semana se le dio más celeridad a los acuerdos swaps, en este caso con China, por 4.000 millones de dólares y con la opción a conseguir otros 4.000 millones más.

Asimismo, fuentes gubernamentales no descartaron que se pueda negociar con el Tesoro de los Estados Unidos algún tipo de acuerdo.

Además, hay negociaciones con el Banco de Basilea para conseguir también otro swaps de un monto similar, conformando el objetivo del Central de reforzar las reservas líquidas en casi 16.000 millones de dólares.

Pero a la vez, la Secretaría de Finanzas del Ministerio de Hacienda está trabajando en un aspecto que consideran clave para terminar de despejar las dudas que hay en los mercados sobre la situación de Argentina.

En principio se considera que al país le faltan entre 4.000 a 5.000 millones de dólares para poder tener cubiertas las necesidades de financiamiento hasta diciembre de 2019.

Hay que considerar que dentro del programa financiero de 2018 y 2019 los desembolsos del FMI van a cubrir esas necesidades, pero en el mercado local y externo resaltan que aún con esto al Gobierno le falta para completar el financiamiento del Estado hasta el final de su mandato.

De allí es que según admiten en Hacienda ya hubo algunos “sondeos” con un grupo de bancos externos a fin de conformar lo que sería un crédito puente, es decir, que el monto estaría disponible aunque se usaría en caso de extrema necesidad.