BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 23 de septiembre de 2018
LEGISLATURA PORTEÑA
Piden informes sobre la entrega de refrigerios en escuelas
Los legisladores de Unidad Ciudadana impulsaron una iniciativa para que el Gobierno porteño informe acerca de las modificaciones en las viandas que se le entrega a las escuelas de la Ciudad .
12 de septiembre de 2018
El legislador de Unidad Ciudadana y vicepresidente tercero de la Legislatura porteño, Mariano Recalde, presentó una iniciativa para que el Gobierno de la Ciudad brinde información acerca de la provisión de servicio de Comedores Escolares, Refrigerio y Viandas a escuelas del distrito capitalino.

De esta manera, el diputado buscará conocer las razones por las cuales que suprimió la carne del menú provisto para el pasado 4 de septiembre en las escuelas de la Ciudad, y si el mismo es una modificación permanente del menú o se trata de una situación circunstancial. Además solicitó el listado de las escuelas dependientes del Gobierno de la Ciudad que reciben el servicio de viandas y refrigerios.

A su vez, exigirá precisiones sobre los controles realizados a los proveedores del servicio, a fin de cumplir con los gramajes y el menú previsto; y conocer si durante el período 2017-2018 las concesionarias del servicio han recibido sanciones.

Cabe recordar que el 16 de abril el Gobierno a través del programa ‘Mi Escuela Saludable’ presentó un nuevo menú escolar llamado ‘Chau paneras’ para todas las escuelas primarias y secundarias de la Ciudad. El nuevo menú retiró el pan del almuerzo redujo las pastas, los productos industrializados (salchichas y medallón de pollo) y propuso reemplazarlos por más verduras y frutas.

Sin embargo, en los fundamentos de la medida -que también lleva la firma de los kirchneristas Javier Andrade, Andrea Conde y Victoria Montenegro-, los diputados explicaron que “la comunidad educativa de la Ciudad que viene alarmada por el manejo de los Comedores escolares hace tiempo, puntualmente acerca del programa ‘Chau Paneras’ denunció que los productos suprimidos del menú no fueron reemplazados calóricamente y las raciones son más pequeñas, de mala calidad y en muchos casos los niños no tienen la posibilidad de repetir”.

“La alimentación provista por el Servicio de Comedores Escolares, Refrigerio y Viandas a escuelas dependientes del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, debe ser un tema prioritario y de interés público”, sentenciaron.