BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 17 de octubre de 2018
COYUNTURA
SOS de las Pymes
Empresarios de las pequeñas y medianas empresas advierten por la difícil situación que están atravesando. Aseveran que sus deudas se han multiplicado por el ajuste de cambio. Piden un esquema de tasa diferencial.
19 de septiembre de 2018
La megadevaluación que se fue dando en el transcurso de los últimos meses ha tenido efectos severos en diversos sectores, especialmente en las pequeñas y medianas empresas que vieron multiplicar sus deudas debido al notable ajuste del tipo de cambio y de allí es que diversas entidades solicitan una solución urgente.

Una de las entidades en levantar esa posta frente a la situación que aqueja a las pymes es la Unión Industrial Argentina (UIA), la cual advierte la urgente necesidad de establecer un esquema de tasa de interés diferencial para las pequeñas y medianas empresas.

En la cúpula de la UIA entienden que un nivel de tasa del 60 por ciento como sigue convalidando el Banco Central hace insostenible cualquier proyecto que necesite financiamiento y está afectando seriamente la inversión y el crédito para el consumo, golpeando de lleno a las pymes.

Otra de las entidades que está alertando sobre la situación de esas empresas es la CAME. Pedro Cascales, secretario de la entidad, advirtió que “lo que más nos preocupa ahora es el tema de la tasa de interés que es realmente muy alta, que en principio en mayo se había dicho que era de emergencia, temporal, por unas semanas”.

“Por lo que se puede observar esto se va a prolongar por algunos meses más y esa tasa no sólo que se convierte en un problema económico y financiero para muchas pymes sino que además limita muchísimo la inversión, porque es prácticamente imposible la inversión con ese nivel de tasa”, puntualiza el ejecutivo de la entidad.

Cascales reconoce que si bien la devaluación puede mejorar el perfil de diversos sectores exportadores, justamente advierte sobre la situación de la deuda de las pymes, que llega a un monto acumulado de 495 mil millones de pesos.

De allí es que tanto la UIA como la CAME se vienen reuniendo con el Ministerio de Producción, con el objetivo de encontrar una solución a este problema grave que afecta a muchas empresas.

En principio, según comentan en el Gobierno se está trabajando para anunciar una solución general para la deuda total de las pequeñas y medianas empresas.

Pero a la vez es factible que en los próximos días el Ministerio de Producción anuncie líneas de crédito subsidiada para las pequeñas y medianas empresas, que irían acompañadas por alguna decisión acotada en cuanto a su carácter fiscal para apuntalar el consumo.

Está claro que si se logran paulatinamente estabilizar el mercado cambiario, es fundamental que la tasa de interés empiece a bajar para de esa manera recuperar el normal circuito del financiamiento y de a poco, con paciencia, el consumo general.