BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 20 de octubre de 2018
LEGISLATURA PORTEÑA
Por la compensación a las empresas, Solano rechazó los aumentos en el gas
El legislador porteño del PO cuestionó duramente la medida y presentó en el Parlamento una iniciativa para repudiar la resolución del Gobierno. Además, insistió que lo más afectados por la devaluación fueron “los trabajadores y los jubilados”.
9 de octubre de 2018
Tras la publicación de la resolución 20/2018 de la Secretaría de Energía, en el que se establece el cobro de un plus en 24 cuotas en el servicio de gas para compensar a las empresas por la devaluación, el legislador del PO Gabriel Solano presentó en la Legislatura porteña un proyecto de declaración para repudiar la medida e insistió que los más afectados fueron “los trabajadores y los jubilados”.

En ese sentido, el trotskista manifestó que “el Gobierno pretende que un pueblo hundido en la pobreza compense a las petroleras por una cifra de 10 mil millones de pesos” y consideró que “estamos ante un atropello que raya con la provocación, el argumento de que las empresas fueron afectadas por la devaluación es intolerable” ya que “los más afectados por ésta fueron los trabajadores con menores ingresos y los jubilados, pero sin embargo para ellos no hay ninguna compensación; al contrario, son los que deben enfrentar una inflación creciente que carcome la capacidad adquisitiva de su ingresos”.

“El ministro Javier Iguacel es un agente directo de las petroleras; los argumentos que esgrime para justificar el aumento son copiados de los papers elaborados por los directorios empresarios”, afirmó y remarcó que “Iguacel defiende la dolarización de las tarifas impuestas por el macrismo, que se ha revelado como una bomba de tiempo ya que todo el peso de las sucesivas devaluaciones ejecutadas por el Gobierno repercuten de manera directa en los servicios de gas, electricidad y en el precio de los combustibles”.

Sobre esa misma línea, Solano explicó que “esta dolarización es un premio a las empresas, pero un castigo a los trabajadores, cuyos salarios están pesificados y crecen mucho menos que la inflación” y subrayó que “las empresas con la complicidad directa del Gobierno han tomado como rehén a todo el pueblo argentino”.

“En un documento interno que ha circulado por los medios, afirman que el aumento que deben recibir para compensar la devaluación es de un 181%; en un tono amenazante, aseguran que si no reciben un aumento de ese volumen paralizarán los planes de inversión, obligando al país a recurrir a mayores importaciones”, advirtió.

Finalmente, la declaración impulsada por el legislador concluye señalando que “es necesario terminar con estos chantajes de parte de quienes se apropian de los recursos naturales del país” y plantea “la necesidad de una nacionalización integral del petróleo y el gas en toda la cadena (extracción, transporte y distribución) bajo el control y gestión por parte de los trabajadores”.