BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 20 de octubre de 2018
LEGISLATURA PORTEÑA
La Legislatura aprobó la reurbanización de la Villa 31
Tras la autorización por la construcción de una nueva sede del BID en ese lugar, los diputados sancionaron con 40 votos a favor, 5 en contra y 13 abstenciones la iniciativa que prevé dotar a ese barrio precarizado de los servicios esenciales, viviendas adecuadas y acceso a la oferta educativa, sanitaria y de movilidad.
11 de octubre de 2018
Luego de que haber autorizado la construcción de una sede del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que unirá la Villa 31 y Recoleta, los diputados porteños aprobaron con 40votos positivos, 5negativos y 13 abstenciones una iniciativa del Gobierno de la Ciudad que establece la reurbanización de ese barrio.

La medida contó con el acompañamiento VJ, PS y BP; el rechazo de PTS, PO y AyL; mientras que GEN, UC y Evolución se abstuvo.

De esta manera, se buscará dotar al lugar de servicios esenciales, infraestructura y el equipamiento comunitario necesario; además prevé acercar la oferta educativa, sanitaria y de movilidad. Además, se construirán nuevas casas para las familias que deban ser reubicadas y se readecuarán las existentes.

En ese sentido, la prioridad en las relocalizaciones la tendrán aquellas familias cuyas viviendas sean removidas por apertura o ensanchamientos de calles y/o reordenamiento de manzanas; cuando las edificaciones estén emplazadas en zonas de riesgo ambiental o edilicio; y aquellas casas que no puedan ser recuperadas.

La normativa también contempla la creación de un “Consejo Consultivo para la Gestión Participativa del Proceso de reurbanización”, el cual estará integrado por representantes del cuerpo de consejeros de ese barrio, de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, del Ministerio Público Tutelar, del Ministerio Público de la Defensa, legisladores de las Comisiones de Vivienda y Planeamiento Urbano, de la Facultad de Arquitectura de la UBA, los presidentes las juntas comunales de las Comunas 1 y 2, entre otros.

Cabe señalar que los vecinos de la Villa 31 se movilizaron este jueves a la Legislatura en rechazo de la normativa, dado que aseguraron que “viene a reemplazar la Ley 3.343, conquistada tras años de participación y organización de los vecinos” y manifestaron que se trata de “un dictamen realizado sin el consentimiento del barrio, que atenta contra sus derechos, legaliza los desalojos forzosos y expropia la tierra y el espacio aéreo de las y los vecinos, entre otros tantos atropellos; promueve la especulación y el negocio inmobiliario, beneficiando a unos pocos, perjudicando a todo un barrio”.

El debate en recinto

La presidenta de la Comisión de Vivienda, Lía Rueda (VJ), remarcó que “es un día histórico, este proyecto marca un hito en la política de esta Ciudad de Buenos Aires dado que nunca se había abordado estos temas con la profundidad que lo está haciendo este Gobierno” y destacó que “nosotros no estamos dispuestos a mirar para otro lago, este proyecto significa que el Gobierno de la Ciudad se está haciendo cargo de los problemas de los vecinos y dándoles una solución a largo plazo”.

“Donde antes había un bunker de narcos, hoy hay oficinas del Gobierno; es una oportunidad única”, subrayó y resaltó que “ya se ha avanzado en las obras de infraestructura del barrio, las cuales se espera que más del 90% estén finalizadas para marzo y ya hay familias que se han mudado a sus nuevas casas, algo que creían que nunca iba a ocurrir”.

A su turno, el presidente del bloque Unidad Ciudadana, Carlos Tomada, remarcó que “este proyecto llega después de 12 años de promesas” y preguntó “¿Qué pasa? ¿Por qué están tan apurados por sacar estos temas? En menos de 15 días y casi sin reuniones de Comisión, esta Legislatura tiene que tratar el tema de esta reurbanización de un día para el otro”.

“Otra vez se resuelven estos temas con apuro, de manera improvisada y sin respuestas”, aseguró.

Por su parte, el legislador de AyL Fernando Vilardo manifestó que desde ese espacio apoyan “la urbanización de acuerdo al reclamo histórico del pueblo de la Villa 31 por viviendas dignas y un espacio para habitar en la ciudad”, pero remarcó “el Gobierno de Rodríguez Larreta una vez más se aprovecha de un legítimo reclamo para sacar tajada y negociar las valiosas tierras de Retiro, poner constructoras amigas denunciadas por corrupción, y desarrollar negocios, todo sin una genuina intervención de los y las habitantes del barrio Carlos Mujica que mayoritariamente reclaman decidir sobre su vida y sus tierras”.

“La ley establece un claro plan para empujar a quienes viven en la villa a tener que abandonarla, permitiendo que las viviendas puedan destinarse a usos distintos al de vivienda única y familiar, de tal manera que allí puedan instalarse proyectos inmobiliarios y de negocios que nada tienen que ver con las necesidades populares, como por ejemplo la entrega de terrenos dentro del polígono del barrio al BID sin costo por 100 años para instalar su sede en CABA”, advirtió.

Asimismo, la kirchnerista Andrea Conde (UC) manifestó que “no piensan la totalidad del barrio ni en las necesidades de los ciudadanos, no garantiza la tenencia del suelo” y remarcó que “la falta de garantías de este proyecto está relacionado con los grandes desarrolladores inmobiliarios”.

A su vez el trotskista Gabriel Solano (PO) indicó que “nuestro rechazo es categórico, soy parte de la Comisión de Vivienda la cual estuvo casi seis meses sin funcionar, de repente se activo y ahora quiere atropellar a un barrio entero” y consideró que “no es un procedimiento coherente y que no estamos frente a un proceso de reurbanización, porque si no, no se entiende que el Gobierno quiera urbanizar y que los vecinos no quieren que haya una reurbanización”.

“Macri no pudo erradicar la Villa 31 por la lucha de los vecinos, la dictadura tampoco pudo; este es un proyecto de expulsión de los vecinos, es negativo”, añadió y recordó que “hemos apoyado todos los procesos de urbanización, ¿saben que paso? Todas esas reurbanizaciones están paradas porque los proyectos eran genéricas”.

Por su lado, la legisladora de Evolución María Patricia Vischi explicó que “tenemos un compromiso con la radicación y reurbanización de villas de la Ciudad, los barrios 31 y 31 bis tienen una característica particular porque los terrenos en los que se asientan siempre han sido un punto de conflicto, debido a su valor” y subrayó que “son necesarios algunos aportes más para poder mejorar esa ley, los enfrentamientos no son buenos por eso es necesario mejorar los mecanismos de participación”.

Además propuso incorporar al artículo 38 de esa normativa un texto en torno a la cantidad de casas que se construirán, por ello planteó “una primera etapa que contemple la creación de 1500 viviendas, una segunda etapa con un mínimo de mil viviendas y una tercera en donde se edifiquen las necesarias hasta satisfacer las necesidades de todos los vecinos”.

Sobre otra línea, el vicepresidente tercero de la Legislatura y diputado del PS, Roy Cortina, señaló que “hay leyes que a pesar de no ser perfectas pueden significar un avance, este proyecto es un avance y un progreso” y remarcó que “estamos hablando de un proceso de reurbanización del Barrio Carlos Múgica o exVilla 31, es una iniciativa que se da en un contexto donde no son numerosas este tipo de obras; lo hacemos frente a una historia de negligencia en todo el país y es algo que se da desde el inicio de la democracia”.

“Nos parece poco sensato no reconocer que hay un presupuesto asignado de más de ocho mil millones de pesos, de los cuales cinco mil millones se van a ejecutar durante el 2019”, agregó y sentenció: “no creo que esto sea un abandono o una promesa incumplida, lo sería si no hubiese un presupuesto asignado”.