BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 20 de octubre de 2018
NOTICIAS
Mensaje de distensión de Elisa Carrió
Al cabo de otra jornada donde estiró la cuerda en Cambiemos, la líder de la CC volvió sobre sus pasos, pidió disculpas y aclaró que por la mañana había hecho una broma.
12 de octubre de 2018
Otro día intenso de Elisa Carrió. Arrancó bien temprano en un acto en el CCK, en el que toda la expectativa estaba puesta en que volvería a encontrarse con el presidente Mauricio Macri, de quien el fin de semana dijo haber perdido la confianza. Pero en lugar de distender la situación, la complicó, cuando en su exposición apuntó que se amigaría con el presidente recién “cuando me lo saque a (el ministro de Justicia, Germán) Garavano”

Semejante expresión llevó a que en una conferencia de prensa posterior, el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro aclarara que “nadie puede condicionar al presidente”.

Así estaban las cosas hasta que al caer la tarde la diputada Carrió emitió unos tuits tendientes a descomprimir la situación. En primer lugar, aclaró: “Yo no le pedí ni le voy a pedir la renuncia del ministro Garavano al Presidente. Lo que dije esta mañana fue una broma, no condiciono ni disputo autoridad”.

Luego Lilita agregó: “Pido disculpas por la forma, pero ratifico lo dicho porque es verdad. Ejerzo mi facultad de diputada de pedir juicio político a los funcionarios establecidos por la Constitución Nacional”.

Y por último, emitió una señal de tregua, al apuntar que “en aras de distender esta situación voy a posponer por unos días la presentación del Juicio Político que ya hemos elaborado”.

Al del estribo fue un tuit en referencia a expresiones dichas en el programa Intratables, de América TV, donde expresó: “#Intratables No quiero ser presidente solo quiero verdad y justicia. Los tiempos los manejo yo. Ni el presidente. Me encantan los tiempos! Y disfruto de la histeria que produce. Un beso @SANTIAGODELMORO”.

Bien temprano, en el marco de la apertura del programa “Argentina Exporta” en el Centro Cultural Kirchner, una actividad de la que también participóá el jefe de Estado, Carrió había señalado que “voy a amigarme con el presidente cuando me lo saque a Garavano”.

Al referirse a su próximo “objetivo”, afirmó: “Ahora, cuando me lo saque a Garavano, me voy a dedicar a luchar contra la cartelización y contra los monopolios”.

Carrió insistió en que no puede haber impunidad para nadie y destacó que su lucha contra la corrupción no discrimina vínculos familiares e incluye “hermanos, primos, parientes, presidentes o expresidentes”.

En su disertación también le pidió a empresarios y productores que “no se preocupen por la crisis” ya que ésta, según consideró, “es una gran oportunidad”. Y pidió una “baja de los aranceles”.

Pero no sólo arremetió contra Garavano, sino que apuntándolo con su dedo le habló a Dante Sica, el ministro de Producción. “Lo voy a seguir de cerca, no se me corra para las grandes (empresas) y cuide a las PyMEs”, le advirtió.

Además, celebró la marcha atrás en el cobro extra del gas a los usuarios y elogió al jefe del interbloque Cambiemos en Diputados, el radical Mario Negri. “Gracias a Dios derogaron ese horror, gracias (Mario) Negri”, expresó.

La mala relación entre Garavano y Carió se reavivó la semana pasada cuando el ministro de Justicia cuestionó el uso de las prisiones preventivas, y habló sobre sus reparos cuando se trata de expresidentes, por lo que ello significa para un país.

La aliada de Macri estalló y el pico de tensión se alcanzó el pasado fin de semana cuando, en tono destituyente, dijo que Macri “elige o cae”. Aunque luego aclaró que no romperá Cambiemos, sus diputados preparan el pedido de juicio político contra el funcionario.