BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 15 de noviembre de 2018
OPINIÓN
La verdad tarda, pero llega
Por Rodolfo Tailhade. El diputado del FpV-PJ se refiere a distintas denuncias contra el Gobierno cuya veracidad se fue comprobando.
12 de octubre de 2018
En marzo de 2016 denuncié ante la Justicia Federal la existencia dentro de la AFIP de una estructura comandado por Jaime Mecikovsky “dirigida a violar el secreto fiscal de numerosos contribuyentes y preparar carpetas o dossier para ser presentadas a la diputada Carrió a efectos que haga presentaciones y denuncias en distintas causas judiciales”. La denuncia fue desestimada, como no podía ser de otra manera, por el inefable Claudio Bonadio.

Esta semana nos enteramos de que Mauricio Macri echó a estos funcionarios justamente por los hechos que denuncié. Es decir, el propio gobierno reconoce ahora que aquellos hechos que denuncié hace dos años son ciertos, y que la diputada Elisa Carrió –quien en su cuenta de Twitter calificó a los funcionarios desplazados de “héroes”- recibía ilegalmente información confidencial entregada por esta estructura ilícita que funcionaba en AFIP.

En julio de 2016 denuncié penalmente a Marcos Peña por haber transferido la base de datos de la Anses a la órbita de la Secretaría de Comunicación Pública de la Nación. Presumía que esa información iba a hacer utilizada con fines políticos. El fiscal excavador Guillermo Marijuan pidió desestimar la denuncia por “inexistencia de delito”.

Hace unos meses una investigación de El Destape demostró que el delito existía, y que esa base de datos fue utilizada en las elecciones pasadas para hacer pasar a beneficiarios de planes sociales como aportantes a la campaña de Cambiemos.

En abril pasado denuncié al viceministro de Finanzas, Santiago Bausili, por cobrar bonos del Deustch Bank al mismo tiempo que le vendía títulos de la deuda externa que él emitía. Hoy, el diario La Nación informó que el imputado Bausili declaró en indagatoria ante la Justicia Federal intentando explicar los más de 200 mil euros que recibió del banco.

Seguramente mañana no se publicará una rectificación del diario de los Mitre, que en los últimos tiempos me dedicó dos editoriales titulados “Un funesto denunciador serial” (14/7/2017) y “Profetas del odio” (18/8/2017), donde entre otras linduras me trata de un “vil denunciador serial al servicio de una facción que pretende valerse de la Justicia para crear confusión e intentar desprestigiar a funcionarios del gobierno de Mauricio Macri” que “procura convertir a la Justicia en un vil instrumento amplificador de falsedades”.

Tampoco es esperable una rectificación del diario Clarín, cuyo editor (ir)responsable, Ricardo Roa, el 23/4/2018 me dedicó su editorial y aseguró que “todas mis denuncias contra la corrupción del macrismo habían sido desestimadas”, y que en la causa en que se debía investigar la presunta filtración de información por parte de funcionarios de la AFIP, Bonadio había determinado que yo había falseado pruebas. Por supuesto que cuando accedí al fallo de Bonadío, no decía absolutamente nada de lo que escribió Roa y publicó Clarín.

La rectificación tal vez llegue cuando la Justicia se libre de las escandalosas presiones de Macri para intentar frenar mi denuncia por el intento de autocondonación de la deuda del Correo Argentino. O cuando se animen a investigar las offshore y los negociados de Luis Caputo, el Messi de las finanzas que en un mes liquidó 15 mil millones de dólares de las reservas del Banco Central. O cuando avance la denuncia que presentamos junto al diputado nacional Martín Doñate por los “acuerdos” de Juan José Aranguren con Shell desde el Ministerio de Energía. O cuando no puedan frenar más la causa por las licitaciones truchas de parques eólicos que le hicieron ganar 50 millones de dólares a las empresas de Macri.

En el océano de operetas mediáticas y judiciales que creó Cambiemos, empiezan a emerger islas que muestran el profundo entramado de corrupción y saqueo del país que instauró el macrismo desde su arribo al poder. La verdad tarda, pero llega.

* Diputado nacional del Frente para la Victoria-PJ por la provincia de Buenos Aires.