BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 15 de noviembre de 2018
NOTICIAS
Arranca en el Senado el debate sobre financiamiento de campañas
Este miércoles un plenario de comisiones recibirá a expositores. El oficialismo busca consensuar un texto con el PJ. En Diputados el tema quedó estancado.
29 de octubre de 2018
Arrancará en el Senado el debate de una nueva ley de financiamiento de partidos políticos, un tema que quedó estancado en Diputados pese a que el Gobierno había mandado su proyecto en julio pasado, cuando estalló la denuncia por los “aportantes truchos” en la campaña bonaerense de Cambiemos.

Las comisiones de Asuntos Constitucionales; Justicia y Asuntos Penales; y Presupuesto y Hacienda se reunirán este miércoles desde las 15.30, en el Salón de las Provincias, para recibir a los jueces de la Cámara Nacional Electoral, representantes de CIPPEC (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento) y otras organizaciones.

Según se informó, expondrán durante la reunión Alberto Dalla Via, juez presidente de la Cámara Nacional Electoral; Santiago Corcuera, juez vicepresidente de la Cámara Nacional Electoral; Alan Clutterbuck, presidente de Fundación Rap (Red de Acción Política); Julia Pomares, directora ejecutiva de CIPPEC; Pablo Secchi, director ejecutivo de la Fundación Poder Ciudadano; y María Inés Tula, investigadora del Instituto de Investigación de la UBA Gino Germani.

Sin haber prosperado la discusión en la Cámara baja, el oficialismo buscará ahora acordar un texto con el PJ. La idea es que la iniciativa sea producto de un consenso entre proyectos presentados por el radical Ángel Rozas -similar al girado por el Ejecutivo- y el jefe del justicialismo, Miguel Pichetto.

Tal como pasara en el caso de gestión de intereses, al no avanzar en Diputados, se entablaron las negociaciones para que este tema también pueda ver la luz verde a partir de propuesta de los propios senadores.

Tanto Cambiemos como el PJ establecen la prohibición de los aportes en efectivo. En cuanto a las contribuciones de empresas -hoy prohibidas-, el texto de Pichetto estima que las empresas no podrán aportar más de un 10% del total de las ganancias netas durante el último año.

Por su parte, el oficialismo propone un 2% de tope sobre el total de los gastos permitidos para un partido. El monto surge de “multiplicar el valor del módulo electoral por la cantidad de electores registrados al 31 de diciembre del año anterior”.

Entre sus ejes centrales, el proyecto del peronismo busca crear un “Registro de Trazabilidad de los Aportes Electorales, que alcanzará a personas humanas y jurídicas”; establecer un mecanismo para que los partidos rechacen los aportes cuyo origen sea sospechosos; y la transparencia y publicación de toda la información antes de la realización del acto electoral.