BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 18 de noviembre de 2018
NOTICIAS
Pichetto criticó los “discursos por izquierda” que piden no votar el Presupuesto
“Si no hubiera Presupuesto el presidente podría hacer lo que quisiera”, remarcó el titular de la bancada peronista durante la presentación de Rogelio Frigerio.
6 de noviembre de 2018
El jefe del interbloque Argentina Federal, Miguel Pichetto, criticó este martes a los “discursos duros por izquierda” que piden no votar el Presupuesto 2019, al considerar que “no ayudan a los pobres, sino que los lesionan mucho más, porque si no hubiera Presupuesto el presidente podría hacer lo que quisiera” y “tendría total discrecionalidad en el manejo de las asignaciones”.

“Es importante tener un Presupuesto”, insistió Pichetto durante la presentación del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y recordó cuando en 2010 “el famoso ‘Grupo A’ cometió el desatino de no darle el Presupuesto a la expresidenta”.

El rionegrino aclaró que en 2011 se gestionó con el Presupuesto anterior, pero ahora “si había que reconducir el Presupuesto de 2018 tenemos valores devaluados, con inflación y con aumento tarifario”, por lo que se preguntó: “¿Qué hubiera pasado con las universidades? ¿Qué hubiera pasado con muchas provincias si no tuvieran un marco de previsibilidad de sus recursos?”.

En ese contexto, el senador ponderó “los esfuerzos de gobernadores por encontrar un Prespuesto razonable en un marco de emergencia”, ya que “estamos en un proceso de crisis económica y social” y también “frente a una fuerte corrida financiera como consecuencia de la pérdida de valor de nuestra moneda y la pérdida del valor del salario”.

Pichetto interpretó que “el acuerdo con el Fondo es la consecuencia de procesos económicos fundados en la mala praxis económica”, y aprovechó para advertir que “los dos presidentes del Banco Central fueron nefastos”, en alusión a Federico Sturzenegger y Luis Caputo. “Hemos perdido reservas de una manera extraordinaria, algo que le cuesta mucho al país”, alertó.

Sobre Bienes Personales, opinó que “es un impuesto muy malo, que estaba en vías de extinción y lo volvemos a meter en el tablero” a pesar de que “golpea fuertemente a los sectores medios y a los sectores que blanquearon”.

Pichetto consideró “bien” que la Cámara de Diputados haya exceptuado al campo. “Tenemos que hacer un esfuerzo de reconciliación con el campo. No se podía volver a gravar a las propiedades rurales”, dijo.

Por último, el titular del bloque Justicialista defendió su propuesta -que Cambiemos acompañará- para no gravar con Bienes Personales a las “casa-habitación” de hasta 18 millones de pesos. “Será un dictamen paliativo, un Geniol en una enfermedad terminal”, definió Pichetto.