BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 17 de noviembre de 2018
NOTICIAS
Piedecasas abogó “por una justicia independiente y con plena autarquía”
En la apertura de la Primera Ronda de Talleres de la XX Cumbre Judicial Iberoamericana, el titular del Consejo de la Magistratura sostuvo que el objetivo es continuar con los trabajos que en dos años desembocarán en la Asamblea Plenaria que tendrá lugar en la ciudad de Panamá en el año 2020.
8 de noviembre de 2018
El presidente del Consejo de la Magistratura de la Nación, Miguel Piedecasas, instó a conseguir “una justicia independiente y con autarquía financiera”. Durante la apertura de la Primera Ronda de Talleres de la XX Cumbre Judicial Iberoamericana, Piedecasas indicó que el objetivo es contínuar con los trabajos que en dos años desembocarán en la Asamblea Plenaria que tendrá lugar en la ciudad de Panamá en el año 2020.

La Cumbre Judicial Iberoamericana es un foro de diálogo y concertación institucional de carácter internacional que opera en el área iberoamericana, es decir, en el contexto de los países europeos y latinoamericanos de habla española y portuguesa, quedando también incluido el Principado de Andorra. Son miembros de la Cumbre Judicial Iberoamericana todos los países que pertenecen a la Comunidad Iberoamericana de Naciones, y también el Estado Libre y Asociado de Puerto Rico.

Si bien la Cumbre no forma parte de las estructuras derivadas de la Conferencia Iberoamericana, sí mantiene estrechos vínculos de diálogo y coordinación con la Cumbre Iberoamericana de Jefes y Jefas de Estado y de Gobierno, y con la Secretaría General Iberoamericana. Estos talleres reunirán a las máximas autoridades de los poderes judiciales así como a diversos especialistas, que integrarán distintas Comisiones de trabajo con miras a la Cumbre en Panamá.

La XX Cumbre Judicial Iberoamericana tiene como foco principal “La sostenibilidad de la paz social: Retos de la Administración de Justicia en Iberoamérica frente a las exigencias del nuevo milenio”. Piedecasas explicó que, en base a ese eje, se han conformado cuatro grupos de trabajo: “El primero será sobre la independencia judicial, para elaborar una herramienta que permita el diagnóstico del estado de situación en cada uno de los países que integran la Cumbre ya que la independencia de la justica es un elemento cardinal de la república. Independencia, tanto del sistema judicial como de cada uno de los magistrados y magistradas.”

El presidente del Consejo de la Magistratura señaló que tal como se implementó en Argentina deberá “observarse la necesidad de contar con mecanismos de selección que sean razonables, equilibrados, trasparentes, objetivos y que garantizen la idoneidad técnica, aptitud funcional y de vocacion democrática”.

“También existe la necesidad de procedimientos para juzgar la conducta y el desempeño de los magistrados y llegar a su enjuiciamiento político y que los que integren el poder judicial tengan la más alta capacidad ética y moral” sostuvo Piedecasas.

“Es difícil sostener la independencia judicial sin una autonomía económica y finaciera absoluta. También debemos incorporar los mecanismos de protección social de los magistrados. Debemos garantizar la mayor cobertura para una mayor independencia de actuación” manifestó el titular del Consejo.

El tercer taller ocupará la temática de una posible la Red Iberamericana de Integridad judicial. “Enfrentamos desafíos como el control de gestión, acceso a la información pública y la participación ciudadana. En los tiempos que transita la justicia en el mundo, el control de gestión es un elemento esencial para contener y medir los datos ciertos y objetivos que permitan el diagnóstico para poder y proponer, discutir y decidir las transformaciones que el Poder Judical necesita” señaló el titular del Consejo.

Por último Piedecasas se refirió al expediente digital de segunda generación “que enfrenta a cada uno de los países a la experiencia de lograr una justicia totalmente digital, a través del expediente digital que garantice la transparencia, la trazabilidad, acorte los plazos y nos permita soñar con un plazo razonable en los procedimientos judiciales. Una de las transformaciones que en los próximos años será realidad en la República Argentina”. En ese sentido el presidente del Consejo remarcó que en la digitalización de expedientes en Argentina se “ha comenzado con los expedientes “de reparación histórica, avanzamos con las ejecuciones fiscales y seguramente en Argentina, en el Poder Judical nacional y federal en los próximos dos años, conjuntamente con la Corte, estemos hablando de una justicia totalmente digital”.

Por su parte el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carlos Rozenkrantz, coincidió con Piedecasas en cuanto a la importancia de la selección de los jueces y señaló que “no hay dudas que una carrera judicial con una asignación transparente de recursos evita la corrupción y promueve la independencia de los otros poderes del Estado y de los poderosos. Algo difícil de lograr si tenemos en cuenta que debemos resolver casos de gran siginificación económica y social. La independencia del Poder Judicial que queremos lograr, no se agota en ser independientes de los otros. Ser un juez independiente e imparcial requiere otra independencia más difcícil. Nos exige la independencia de nuestras propias convicciones ideológicas y políticas. Nos exige estar motivados unicamente por la ambición de respetar las reglas adoptadas democráticamente”. Sin esta ambición “nuestra independencia puede ser una mera coartada para que en nuestra condición de jueces hagamos lo que nuestra ideología cree que debe hacerse. Un juez que sea incapaz de lograr esta independencia será un juez con poder pero sin autoridad”, concluyó Rozenkrantz.

Además de Piedecasas y Rozenkrantz expusieron el titular de de la Corte Suprema de Justicia de Uruguay y secretario permanente de la Cumbre Judicial Iberoamericana, Jorge Chediak González y el presidente de la Corte Suprema de Justicia de Panamá y secretario pro témpore de la Cumbre, Hernán de León Batista.

Estuvieron presentes en el acto Stella Maris Martínez, Defensora General de la Nación; Santiago Otamendi, subsecretario de Justicia de la Nación; Pablo Tonelli, Adriana Donato, Jorge Candis y Gabriela Vazquez, consejeros del CMN; Ines Weinberg, presidente del Tribunal Superior de Justicia de la ciudad de Buenos Aires; Alberto Dalla Vía, presidente de la Cámara Nacional Electoral; Patricia Castro, presidente de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil; María del Carmen Battaini, presidente de la Junta Superior de Cortes y Tribunales de Justicia de las provincias argentinas; Claudia Levin, secretaria académica de la Escuela Judicial de la Nación; Damián Font secretario de la Corte Suprema de Justicia; María Lilia Gómez Alonso de Díaz Cordero, presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional; Carlos Bedetta, administrador general del Poder Judicial de la Nación; Mariano Perez Roller, secretario general del Consejo de la Magistratura; Sergio Palacio, director académico de la Escuela Judicial de la Nación; Julio Piumato, secretario general de la Unión de Emplados de la Justicia Nacional e integrantes de los cuerpos diplomáticos de países extranjeros, jueces y juezas de las cortes y consejos de las magistraturas de Iberoamérica.