BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 16 de diciembre de 2018
COYUNTURA
Recuperación a la vista
En la cartera de Economía estiman que se verán algunos signos de positivos a partir del verano. El agro, la construcción y la energía van a ser sectores más dinámicos.
21 de noviembre de 2018
Tras la estabilidad obtenida en el mercado cambiario, en el Gobierno se percibe un clima algo más optimista y los funcionarios del gabinete económico estiman que el nivel de recesión podría empezar a estabilizarse en el comienzo de 2019 y la recuperación a partir de marzo o abril. Así lo aseguraron fuentes del gabinete económico, quienes especificaron que entre agosto y octubre se han visto los efectos más duros de la recesión, pero que se percibe algún margen de menor intensidad a partir de noviembre. "Tenemos en claro que la economía atraviesa un agudo cuadro recesivo, pero pensamos quelo peor de la situación se vio en los últimos tres meses. Pero en noviembre, si bien sigue la recesión, pensamos que el piso de la crisis ya se tocó", apuntó una importante fuente del Gabinete que conduce el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. En principio, en Hacienda admiten que la comparación interanual de las distintas variables macroeconómicas van a seguir dando números negativos, pero en la comparación con octubre de 2018, el nivel de caída de ventas y producción en algunos sectores se observarían menos afectados que en agosto o septiembre. Uno de los datos más concretos que está trabajando el gabinete económico es que el sector agropecuario aportará en noviembre un mayor volumen de actividad y también ciertos sectores exportadores. Pero hay además, dentro de un cuadro que sigue siendo muy complicado, algunos elementos que marcan los funcionarios que podrían ser leves paliativos que incidirían en forma algo positiva en la actividad económica en los últimos dos meses de 2018. Por un lado, una cierta desaceleración en los aumentos de precios, que implicaría que en noviembre el nivel inflacionario se ubicaría levemente por debajo del tres por ciento y en diciembre el costo de vida se estima entre 2,6 y 2,7 por ciento. Por otro lado, las mejoras en las paritarias en diversos sectores más el bono de final de este 2018 generarían recuperar en algún punto, parte de la notable caída de consumo que se observó desde junio. "Por eso creemos que a partir del verano podríamos ver algunos signos bastante más positivos en la actividad económica, que podría ser impulsada por el agro, el turismo interno, el sector energético, la intermediación financiera y un poco también la construcción", expresó el funcionario consultado. Quizás la mayor preocupación pasa por la demora que tendrán los sectores industriales en recuperarse de un cuadro recesivo que es de los más fuertes desde la crisis de 2001/2002. En ese sentido, el ex secretario de Hacienda y titular de la consultora Infupa, Manuel Solanet, enfatizó que "la recuperación de la actividad económica recién se empezará a ver con más firmeza ingresando en la mitad del segundo trimestre de 2019". "El agro, la construcción y la energía van a ser sectores que sin dudas impulsarán más el nivel de actividad. El tema es que para un para un mayor impulso del consumo y de la industria se necesita financiación en condiciones relativamente normales, algo que por ahora es difícil de lograr", apuntó Solanet.